Las mujeres avanzan en el mundo empresarial

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
marzo 22 de 2015
2015-03-22 12:46 a.m.

Ganar terreno y protagonismo en el mundo empresarial ha sido por décadas un desafío para las mujeres. Pese a la discriminación de género en algunos escenarios, el rol que hemos adquirido en el liderazgo de cargos de alta dirección, recalca indiscutiblemente porque somos, en esencia, indispensables para las compañías.

A propósito del reconocimiento mundial por el Día de la Mujer, se hace necesario conversar sobre nuestro papel en el sector empresarial, que mejor oportunidad para destacar el crecimiento no solo de un mes sino de años de avances y calidad de nuestro trabajo en las empresas.

Nuestro más reciente estudio realizado en el marco del Día Internacional de la Mujer, denominado #ListengLearnLead (Escuchar, Aprender, Liderar) examinó temas relativos a género, como la cantidad de mujeres versus hombres que piden un ascenso. Los resultados fueron sorprendentes. En el año 2014, 40 por ciento de las mujeres encuestadas reconocían que pidieron ser promocionadas versus un 47 por ciento de los hombres, este año el número creció considerablemente anotando un 54 por ciento a nivel global.

Hablamos de una era de cambios, que es también una era de oportunidades, en la cual las mujeres somos clave para liderar y emprender caminos hacia el éxito. Atravesamos un momento importante para direccionar nuestro enfoque hacia lo profesional aprovechando la disposición y aceptación por parte de las empresas frente al rol directivo de la mujer. Globalmente, 52 por ciento de los profesionales encuestados reconoció que sus compañías están preparando a más mujeres para roles de alta dirección con respecto el año pasado, cifra que se eleva a un 59 por ciento en Latinoamérica.

El sector empresarial constantemente crece y esto impulsa el movimiento interno de las compañías, evidenciando fortalezas y debilidades que se presentan en el entorno laboral; El estudio además permitió identificar, que para los trabajadores hay características fundamentales para avanzar administrativamente ya sean hombres o mujeres. Globalmente, 54 por ciento de los encuestados indicaron que los líderes deben aceptar nuevas responsabilidades, con un 48 por ciento que es necesario seguir aprendiendo y por último que es importante guiar a otros, con un 42 por ciento. Al mismo tiempo, cuando se preguntó a los encuestados acerca de los principales obstáculos para liderar con éxito un equipo, dijeron que en un 50 por ciento son habilidades interpersonales y que en un 44 por ciento es la falta de habilidades de comunicación.

Actualmente el mundo experimenta transformaciones que inciden en el diario vivir y en las actividades que conlleva, trabajar ya no es lo que era hace 20 años. Lo que las compañías buscan ahora es contratar profesionales versátiles, rápidos y modernos, que se adapten con facilidad y que sean capaces de reaccionar acertadamente. La mujer de hoy gestiona proactivamente su formación profesional, identificando modelos a seguir en el liderazgo para desarrollar metas de carrera y de esta manera ampliar redes y avanzar, esta última característica se relaciona con la planificación de su sucesión, haciendo hincapié en la importancia de posicionarse en los espacios de ascenso.

Las cifras reveladas en el documento de Accenture, reflejaron además que el desarrollo y apertura de la mujer en cargos directivos y su participación en el ámbito empresarial, es significativo y está creciendo. Si bien la tendencia global muestra que las mujeres se están atreviendo a pedir una promoción en sus carreras, el porcentaje de las que lo hace en Latinoamérica es levemente menor, un 43 por ciento comparado a un 54 por ciento globalmente. Sin embargo, al preguntarles si han sugerido o negociado un aumento salarial, ese número es mayor que el promedio global llegando a un 71 por ciento versus un 61 por ciento.

Algunas empresas implementan como estrategia de ascenso para la mujer, la ejecución de acciones como la entrega de herramientas, algunas de ellas son el coaching y la capacitación permanente. De esta manera impulsan el avance en el desarrollo de sus carreras para que puedan lograr en el futuro ocupar posiciones de alta dirección.

La clave está en hacerle sentir al colaborador de la compañía que cuenta con las habilidades y los entrenamientos necesarios para desarrollar roles más desafiantes como los que actualmente plantea el negocio y el mercado colombiano, teniendo siempre en cuenta la igualdad de condiciones.
Katherina Figueras
Gerente de Recursos Humanos de Accenture Colombia


Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado