Nuestro 'trader' explica qué sucedió con el PIB

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
junio 16 de 2015
2015-06-16 11:59 a.m.

Cuatro días de descanso y de diferencia entre un viernes y un martes; solamente cuatro días pueden borrar todo de la memoria y cambiarnos todo el panorama. Hoy es martes y recuerdo lo ocurrido el viernes como si hubiera sido hace varios meses. Ocurre lo mismo que cuando uno se va de vacaciones: al volver uno cree que se le ha olvidado todo y que ni conoce la definición de Interés Compuesto. Y tal vez sí, uno se olvide de cosas, así es la mente, pero al ver la mágica hoja de los resúmenes, la que me salva siempre, y leer lo que ocurrió en días pasados, todo va llegando a mi mente vía satélite. Ya voy recordando todo. Pero es martes luego de puente, un día estadísticamente comprobado de baja lectura, así que no habrá mucho detalle técnico y específico. No. Recuerdo que el viernes salí a pie por toda la séptima, desde la 26 hasta la 6, con el fin de llegar a las 3pm a la presentación del marco fiscal por parte del Ministro de Hacienda. Entre algo de llovizna, chuletas, pintas casuales y feos tramos debido a adecuaciones en la malla vial cercana a la plaza de Bolívar, al fin llegué al recinto. 

La rueda de prensa se demoró en comenzar. Es normal, siempre hay imprevistos de última hora, tal vez había algo en las macros del Excel, las que presentarían el marco. O tal vez la herramienta de Buscar Objetivo, la que permite despejar cifras desconocidas e ignotas, no estaba configurada. O tal vez hubo problemas con los virus que andan en boga en Facebook, virus ominosos y ligeros de ropas. Todo son especulaciones mías. Yo busqué mi objetivo y me senté; siempre digo que lo más importante de ir a algún sitio es conocer la gente, de ver en persona a los que operan, a los periodistas, a los lectores y a la gente en general. Vi bonitas chaquetas color azul turquí. Conocí a gente importante del ministerio, de otros bancos y a la nueva directora de Crédito Público Ana Milena López, a quien me le presento oficialmente en sociedad. Luego llegó el Ministro, dio la presentación y  hubo preguntas, en un viernes frío.

Dicha presentación coincidió con la publicación el viernes de un PIB que creció 0,8 % Vs 0,3 % esperado, quedando un crecimiento anualizado del 2,8 por ciento. El ministerio cambió la meta de incremento del PIB de 2015 a 3,6 por ciento (antes estaba en 4,2 %); tenemos el aliciente de estar por encima de muchas economías emergentes hermanas nuestras. En cuanto al déficit, éste será del tres por ciento, mayor al déficit estructural que es el 2,2 por ciento. Lo que ocurre es que coyunturalmente, de acuerdo a ciertas condiciones, el déficit puede ser mayor al estructural. Estas condiciones son el bajo precio del petróleo y la devaluación; La idea es que este precio se recupere en unos años, para así el déficit temporalmente alto puede estabilizarse y volver al estructural, o en otras palabras, el normal. Así que tenemos un concepto importante: déficit estructural. Para el 2016 el déficit será de 3,6 por ciento y la regla fiscal lo permite. Para el próximo año habrá 3.000 millones de dólares en emisiones de Tes en dólares y habrá 26,5 billones en emisiones de Tes en pesos. Sé que son muchos datos, lo sé. Todo se irá masticando poco a poco. Hay otro mensaje importante: no se le subirán los impuestos a las empresas y estarán mirando con lupa a las entidades sin ánimo de lucro, por todo lo de la evasión. Tranquilos y positivos: ese es el mensaje.

El resto lo iré diciendo poco a poco en el resto de columnas los próximos días. El puente siguió, con mundos jurásicos, códigos enigma y croissants de jamón y queso. Con la vida que sigue, con o sin reglas fiscales. Con todo el chisme de Vargas Llosa y su novia Isabel Preysler. Vargas Llora y Vargas Goza, como todos los humanos. Así la ex-esposa lo llame Vargas Vil.

Buena suerte para hoy!

Jorge Alonso Ruiz Morales
Trader moneda legal
Corficolombiana

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado