'ObamaCare'

La histórica victoria demócrata, como cara y sello de la misma moneda, se traduce en una estrepitosa

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
marzo 24 de 2010
2010-03-24 01:16 a.m.

El presidente Barack Obama finalmente logró aglutinar a la bancada demócrata en torno de un proyecto de ley de reforma del sistema de salud de Estados Unidos, que amplía la cobertura del 83 por ciento actual al 95 por ciento en el año 2019. La Cámara de Representantes aprobó el pasado domingo, sin votos republicanos y por una estrecha mayoría de 219 votos a favor y 212 en contra, la reforma al sistema de salud, que según la oficina de presupuesto del Congreso, representa una erogación de 938 mil millones de dólares para los próximos 10 años.

La administración Obama le apostó todo a la reforma de la salud; empeñó su capital político en un tema polémico, de corte social, para caracterizar su primer periodo presidencial, y más aún, para estampar su legado. El presidente Obama tiene ahora razones de peso para reivindicar esta victoria. En la rueda de prensa desde la Casa Blanca, Obama sostuvo que "este Gobierno -un gobierno de la gente para la gente- todavía funciona para la gente".

Al reclamar la "victoria del sentido común", el presidente Obama dejó en claro que su gobierno no le seguirá haciendo el juego a las compañías aseguradoras -encarnadas por America's Health Insurance Plans-, que por más de 45 años se han opuesto a cualquier asomo de reforma del sistema de salud estadounidense. Actualmente, las compañías de seguros seleccionan a sus clientes entre la gente más sana, suben las primas de seguro a su arbitrio y descalifican a sus asegurados si evidencian preexistencias. La nueva ley impide que estos atropellos continúen, los cuales dejan a 32 millones de norteamericanos sin cobertura de salud.

Al otro lado del espectro se ubican las compañías farmacéuticas, representadas por Pharma (Pharmaceutical Research and Manufacturers of America) que oficialmente considera que si bien el proyecto aprobado les eleva los pagos en hasta 4.2 mil millones de dólares en el 2018, su base de clientes va a aumentar en forma significativa -en 16 millones de personas-. Para Pharma, la principal victoria fue haber derrotado la propuesta que aparecía en el proyecto final, según la cual se exigía una negociación entre Gobierno e industria de los precios de los medicamentos de Medicare -programa para los más viejos-, le abría la posibilidad a los consumidores de importarlos del exterior a precios más bajos y desincentiva a la industria de drogas genéricas.

Los hospitales y los doctores representados por la American Medical Association, se sumaron a los sectores que apoyan la nueva legislación, como resultado de la nueva masa de pacientes que el nuevo sistema de salud incorpora a su red hospitalaria y médica.

A nivel político, es indiscutible que la histórica victoria demócrata, como cara y sello de la misma moneda, se traduce en una estrepitosa derrota para los republicanos, que también le apostaron todas sus fichas al fracaso de la reforma de la salud en el Congreso. El proyecto del presidente Obama de una legislatura fundamentada en el bipartidismo parece así enterrado para lo que resta del año, hecho con el cual se abre la contienda política para las elecciones de noviembre próximo.

aespinosa@minagricultura.gov.co

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado