Pago y sostenibilidad de la deuda pública en la Zona Euro

En general, se puede argumentar que la presencia de deuda pública no es mala per se, sino que, implícitamente, entraña fenómenos distributivos de los ingresos entre agentes.

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
octubre 12 de 2012
2012-10-12 12:07 a.m.

La evolución que ha presentado recientemente el grado de endeudamiento público en la Zona Euro, ha traído a colación el debate sobre la sostenibilidad de la deuda y la conveniencia de presentar niveles de elevada magnitud, como los observados en dicho territorio.

En general, se puede argumentar que la presencia de deuda pública no es mala per se, sino que, implícitamente, entraña fenómenos distributivos de los ingresos entre agentes, tanto a nivel intertemporal como intratemporal.

El efecto intertemporal se evidencia, puesto que una elevada deuda pública presente implica la necesidad de generar superávits futuros que atentarán contra los ingresos disponibles de generaciones venideras, mientras que las presentes han gozado de los efectos de corto plazo de los déficits observados.

Con respecto del efecto intratemporal, la presencia de una elevada deuda pública está asociada a un aumento de las tasas de interés, lo que implica una reducción en términos relativos de los salarios, en tanto que las remuneraciones al capital se ven mejoradas.

De esta forma, se podría pensar que los niveles de bienestar, en términos agregados, no se verían afectados por los niveles de deuda pública, dado que esta no es riqueza neta para una economía, ya que tarde o temprano se debe cancelar, a menos que se incurra en no pago; aunque no se debe desconocer que se presentan efectos redistributivos al interior del sistema.

Dado el conocimiento de las implicaciones de la deuda pública en una sociedad, analicemos la situación actual de la Eurozona en este aspecto.

En la tabla 1 se enseñan las condiciones que enfrentan algunos países de esta región en términos de deuda pública.

En dicha tabla se evidencia que Grecia, Portugal, Italia y España deben generar un 44,1%, 10,5%, 6,8% y 4,5% de superávit primario, como porcentaje del Producto Interno Bruto, solo para mantener constantes sus actuales niveles de endeudamiento.

La situación de Reino Unido, Alemania y Francia es diferente, puesto que, incluso, presentando déficits en el sector público, estas economías mantendrían constantes sus grados de endeudamiento.

La razón fundamental de esas diferencias radica en que las expectativas de crecimiento de estas últimas economías superan las tasas de interés real que deberán pagar sobre la deuda pública emitida.

En la tabla 2 se enseñan los resultados de un ejercicio alternativo, el cual consiste en hallar el superávit primario requerido para pagar la deuda pública presente a determinado horizonte temporal, bajo ciertos supuestos de tasa de crecimiento de largo plazo y tasa de interés real de equilibrio.

Como se observa en la tabla 2, Grecia debe generar, en promedio, como mínimo, un superávit primario del 6,9% como porcentaje del PIB para pagar el actual grado de endeudamiento público.

Por otra parte, asumiendo que Grecia debe pagar su deuda pública en 25 o 50 años, los superávits anuales que debe generar son, en promedio, del 10,8% y 7,9%, respectivamente.

La situación de España es diferente, puesto que esta economía debe generar superávits anuales, en promedio, de 4,5% y 3,3%, si estuviera obligado a pagar su deuda pública en 25 o 50 años.

Bajo este marco, la situación de España es bastante exigente en el corto plazo, pero, bajo los supuestos de nivel de crecimiento y tasa de interés de estado estacionario, la situación no es tan precaria, debido a su moderado nivel de endeudamiento (68,5%).

Aunque este supera los límites establecidos en el acuerdo de Maastricht.

Por otra parte, el panorama de Grecia es bastante desalentador, tanto en el corto como en el largo plazo.

Ahora bien, un limitante de los anteriores ejercicios es que no toman en consideración los plazos de maduración de la deuda pública, lo cual es un aspecto relevante.

Sin embargo, la idea general de este artículo es destacar los hechos más generales de la sostenibilidad de la deuda pública en la Zona Euro, y llamar la atención al respecto de las implicaciones económicas que subyacen la deuda pública.

Andrés Ramírez Hassan

Docente, investigador y consultor   del área de economía, Universidad EAFIT.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado