¿País desarrollado?

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
octubre 23 de 2014
2014-10-23 04:15 p.m.

Según los datos del World Economic Outlook del FMI entre 1999 y 2014 los colombianos triplicamos nuestro ingreso percapita en dólares, pasando de US$2.429 a US8.125, creciendo un 334%, lo que no sólo indica un éxito increíble del país sino un necesario cambio de paradigmas.

El ministro de Hacienda hace pocos días le decía a un medio internacional que el país está acercándose a ser un país desarrollado, sobre todo por su nivel de ingreso y es por eso que la OCDE está revisando el desempeño del país.

Pero, ¿qué significa ser un país desarrollado?, no podemos quedarnos con el forma sin la sustancia. Sin duda el ingreso mejoró, pero las condiciones del país aún están muy lejos de considerarnos desarrollados. En el tema de carreteras el atraso es tan evidente como en la cantidad de municipios con acueducto y alcantarillado, lo que pone en el debate la necesidad que tiene el país de aumentar de manera significativa su inversión en infraestructura básica para poder distribuir ese aumento del ingreso y mejorar la calidad de vida, porque sin duda en muchos hogares hoy hay muchos hogares con servicios básicos cubiertos y con una tenencia sorprendente de electrodomésticos, con una importante en salud y educación, pero en muchos lugares es claro que el estado no ha llegado con las coberturas que se requieren.

Según los indicadores estamos en el punto más bajo del Índice de Miseria de Okun, debido a una baja inflación y una tasa de desempleo por debajo del 10%, y esto ha causado que la pobreza general y la extrema se haya reducido, pero problemas que están señalados desde hace mucho tiempo, simplemente no han tenido avance.

Segú diversos estudios, Colombia tiene precios altos frente a los estándares regionales en muchos productos que son comparables y particular en los importados, lo que en buena medida se explica por la ausencia de la cadena de logística requerida en el país, causando que las políticas económicas se vean limitadas por falta de capacidades.

La Constitución de 1991 le dio prioridad a los gastos sociales como salud y educación, y no previó la necesidad de la construcción de carreteras, puertos, acueductos, alcantarillados y aeropuertos que hoy el país reclama con urgencia, porque su ausencia limita la distribución de los recursos.

¿Qué hacer?, quizá es momento de dar un paso en el gasto de presupuesto público hacía este rubro que tiene mayores retornos sociales de inversión que inclusive el gasto de salud como lo ha demostrado el Banco Mundial, ya que es un generador continuo de ingreso disponible y no un mecanismo subsidiario.

Para ser llamados desarrollados, simplemente debemos serlo. Ser desarrollado no es tener un mejor ingreso, es tener una nación interconectada, equilibrada y con desarrollos urbanos mínimos, pese a la enorme dificultad que tenemos por la cantidad de municipios que tenemos, y quizá es válido estudiar la situación de muchos de estos para ser tratados de manera especial.

Colombia va por buen camino pero tiene que “enterrar” en el país más de 300 billones de pesos en infraestructura para que el país avance a la velocidad que requiere, y que la inversión pública nos reconozca como desarrollados e inviertan en nosotros, pero eso es muy difícil si nosotros no lo hacemos primero.
Camilo Herrera Mora

Presidente RADDAR


Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado