¿En qué se parecen la Selección y la economía del país?

La Selección Colombia llega a estas Eliminatorias para el Mundial de Rusia 2018 con muchas semejanzas al estado actual de la economía del país.

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
octubre 08 de 2015
2015-10-08 01:31 p.m.

Juntos -país y Selección- están en plena etapa de desaceleración. La economía nacional, porque es petróleo-dependiente y como ahora el crudo vale menos, pues no hay casi plata para gastar ni invertir. Y la Selección, porque luego de la floja actuación en la pasada Copa América de Chile, se nos acabó la emoción que nos había dejado el Mundial de Brasil y fue un frenazo en seco, semejante a pasar de crecer 5 % a 2,8 % al año, como la economía nacional.  

Lo bueno es que tanto a las finanzas públicas como a la Selección Colombia aún les queda viento de cola, como se dice en economía o viento en la camiseta, como se dice en el fútbol. Es lo mismo. Es decir, nos queda algún impulso, y una buena imagen que cuidar. Con ese reto y arrestos hay que aguantar la turbulencia de los mercados del mundo, y la presión de empezar estas Eliminatorias sin nuestra estrella James Rodríguez, ni la seguridad que daba Mario Alberto Yepes, y con un Falcao García tan lejano al que era, así como cuando el barril de petróleo costaba más de 100 dólares.

Admito que José Pékerman es más cauteloso que el ministro de Hacienda Mauricio Cárdenas, quien no se cansa de asegurar que estamos mejor que los vecinos. Pékerman no habla tanto de los rivales, confía en sus cuentas. Aunque el Ministro también.

No me atrevo a dar un pronóstico ni contra Perú ni frente a Uruguay, nuestros primeros rivales. Perú nos saca ventaja en crecimiento, llega sólido. La economía inca crecerá este año 3,5 por ciento y la colombiana por ahí 2,8 por ciento. Hablando de fútbol, el equipo que ahora dirige el viejo conocido Ricardo Gareca, también está jugando bueno y tiene sus figuras.

Nuestra Selección podría estar sufriendo por falta de creación, así como al Gobierno también le faltan ideas para que las industrias del país levanten cabeza. El que deberá jugar con la cabeza levantada es Teófilo Gutiérrez, pues es clave que haga sociedades con Edwin Cardona (creo que debería ser el reemplazo de James) y con Carlos Bacca, para hacer los goles que aseguren los puntos. Necesitamos sumar de a tres. Y que la inflación también sea del 3(%), aunque eso es más difícil por estos días.

No es el momento para que la economía o la Selección bajen la guardia. Los hogares pueden tener la ‘fiebre amarilla’ que despierta este equipo, pero no se pueden quedar sin empleos, pues de su consumo, compras e inversiones, dependerá que el choque externo no sea tan grave.

Grave sería ceder puntos en Barranquilla el próximo jueves, o perder el martes, en Montevideo contra Uruguay, pues en esta ocasión, no tiene a los ídolos José Mujica, en la Presidencia ni a Luis Suárez en la delantera. Mi pronóstico es reservado y al final, seguiré sin flujo de caja.

Jaime Viana Rojas

Editor Portafolio.co

@jaivia


Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado