Un parte de tranquilidad al sector ganadero colombiano

En los últimos días y por diversas fuentes no oficiales han surgido versiones en el sentido de que dos enfermedades de control oficial y que afectarían seriamente el estatus sanitario del cual hoy goza el país, hacen presencia en el territorio nacional.

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
mayo 27 de 2013
2013-05-27 11:10 p.m.

Como autoridad sanitaria y fitosanitaria responsable de mantener la sanidad agropecuaria, el ICA reitera que Colombia mantiene su estatus como territorio libre de fiebre aftosa con vacunación y que no se han detectado alertas sobre la presencia de encefalopatía espongiforme bovina, más conocida como la enfermedad de las vacas locas.
En el caso de la fiebre aftosa, a pesar de la vecindad con países que no han logrado tal condición, como Venezuela y Ecuador, la barrera sanitaria impuesta por Colombia ha sido posible gracias al compromiso de los ganaderos con la vacunación de sus animales y la realización de un sinnúmero de actividades, entre las cuales se destacan la implementación de la Zona de Alta Vigilancia en la frontera con Venezuela, en los departamentos de Boyacá, Arauca y Vichada. También trabajamos en la creación de una estrategia de alta vigilancia en la frontera con Ecuador.
El ICA recibe anualmente al menos 600 notificaciones de posibles casos de fiebre aftosa, no obstante todos han sido descartados gracias a la oportunidad y eficacia del Sistema de Vigilancia Epidemiológico que tiene la entidad. Otra de las estrategias implementadas son los controles al contrabando de ganado que el Instituto efectúa conjuntamente con la Dian, la Polfa y el Invima, y los cuales han dejado la incautación de más de 300 animales y en ninguno de estos animales decomisados se ha detectado el virus de la fiebre aftosa.
Desde el año 2009 Colombia fue reconocido por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) como libre de fiebre aftosa con vacunación, lo que ha generado beneficios directos a los productores ganaderos, ya que debido a ese estatus hoy en día tienen la oportunidad de exportar bovinos en pie a países como Líbano, Jordania y Venezuela, y carne en canal a Egipto, Angola, Rusia y Curazao.
Adicional a ello y para reforzar la tarea de vigilancia, control y seguimiento, el ICA avanza en el mejoramiento de los instrumentos de control sanitario: guías de movilización e identificación del ganado. En el primero, estamos en el proceso de validación del nuevo software que permitirá entre otros aspectos, conservar principios sanitarios, hacer controles, regular censos y detectar tempranamente situaciones anómalas en todos los procesos.

Con relación al Sistema de identificación del ganado el cual fue asumido por la entidad el pasado mes de abril, nuestras acciones se han priorizada en establecer la cadena de custodia de los dispositivos y en fijar un nuevo modelo de captura de datos, lo que ha permitido ampliar cobertura.
Con respecto a la llamada enfermedad “de las vacas locas”, hoy por hoy Colombia es uno de los 19 países en el mundo que tiene el estatus de “país de riesgo insignificante” para Encefalopatía Espongiforme Bovina, según la OIE, Organización Mundial de la Sanidad Animal. Para ello desde hace 12 años desarrolló El Programa Nacional de Prevención de la Encefalopatía Espongiforme Bovina de Colombia , mediante el cual implementó todas las medidas recomendadas para cumplir con las condiciones que permiten el aseguramiento del estatus sanitario, es decir, la prohibición de la importación de animales y productos de riesgo provenientes de países, que han sido afectados por la enfermedad y la prohibición de utilizar proteína de origen mamífero para la preparación de suplementos alimenticios destinados a la alimentación de rumiantes
La anterior condición reconoce que ICA realiza la vigilancia epidemiológica de cualquier cuadro clínico compatible con el síndrome neurológico, complementada con la vigilancia activa a través de la toma de muestras en plantas de beneficio, principalmente de animales caídos y en mal estado corporal de manera permanente; además, aplica las medidas recomendadas por la OIE, que permiten garantizar la prevención adecuada y la sospecha de cualquier enfermedad. A la fecha no hay alertas detectadas sobre presuntos casos en Colombia y los factores de riesgo para su presentación se encuentran adecuadamente manejados.
Frente al presunto caso humano de la enfermedad de las vacas locas, El ICA espera que como autoridad competente, el Ministerio de Salud y Protección Social avance en la aclaración del caso reportado recientemente.
Por estas razones, como única autoridad sanitaria del sector agropecuario, el ICA da un parte de tranquilidad al país sobre la sanidad del hato ganadero colombiano y reafirma su compromiso en la ejecución de las estrategias necesarias para prevenir, controlar y erradicar las enfermedades animales de control oficial y prevenir el ingreso de enfermedades exóticas al territorio nacional.

 

Teresita Beltrán Ospina,
Gerente General del ICA.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado