¿Dónde pensionarse?

Cada vez se hace más relevante pensar en el futuro pensional, con el ánimo de construir una adecuada estrategia que permita a los trabajadores y a sus familias tener una vejez digna.

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
abril 16 de 2015
2015-04-16 11:28 a.m.

¿Por qué una mujer de 46 años de edad y un hombre de 51 deben tomar la decisión más importante sobre su futuro pensional?

Cada vez se hace más relevante pensar en el futuro pensional, con el ánimo de construir una adecuada estrategia que permita a los trabajadores y a sus familias tener una vejez digna. Más aún cuando la Dirección de Regulación Económica de la Seguridad Social señaló, recientemente, que el 80 por ciento de los traslados entre regímenes se han hecho sin tener en cuenta elementos racionales. (Lea también: El sistema pensional al tablero)

En ese orden de ideas, es necesario considerar dos premisas esenciales para analizar la situación pensional: cada caso es distinto, y revisar con suficiente anticipación la situación pensional de cada persona. En otras palabras, si se quiere construir una adecuada estrategia pensional no es pertinente generalizar, ni apresurarse. Es necesario, además, tener presente los parámetros claves en cada régimen pensional. En Colpensiones los requisitos son edad y semanas: se deben cumplir ambos para lograr la pensión. En los fondos privados, en cambio, la condición fundamental es el capital necesario que permita radicar la solicitud de pensión.

En relación con lo anterior, he investigado, y en 3.000 casos he encontrado una serie de variables que hacen diferente la realidad pensional de un trabajador con respecto a otro. A partir de dicha investigación, he elaborado una guía con recomendaciones sencillas, que pueden serle útiles para evaluar sus decisiones frente al futuro pensional.

A continuación un resumen de dicho instrumento:

1. Inicio de la vida laboral: es esencial empezar a aportar al sistema general de pensiones desde el comienzo de la vida laboral, sin importar la actividad que se realice. Estar en la formalidad es el mejor camino para construir una pensión.

2. Estado civil: es conveniente recordar que en materia pensional se adquieren los derechos pensionales a partir de cinco años de convivencia.

3. Edad del cónyuge: es determinante la edad de la esposa (o) para realizar un cálculo actuarial en un fondo privado. Puede incidir en la reducción de la mesada en ciertos casos.

4. Composición del núcleo familiar: es primordial la edad de los hijos por los riesgos de sobrevivencia, es decir, en caso de fallecimiento de los padres.

5. Base de cotización: el salario por el cual se aporta a la seguridad social, conocido como Ingreso Base de Cotización, es determinante para acceder a una adecuada pensión de vejez. Además, fundamental en caso de un evento relacionado con invalidez o fallecimiento. Les sugiero, particularmente, a los médicos, arquitectos y profesionales independientes que pongan especial atención en este asunto.

6. Salario integral: si el salario es integral, el aporte a la seguridad social se realiza por el 70 por ciento del mismo. Esto implica que la pensión se construye sobre dicho porcentaje y no con base en su retribución total. En este tipo de salarios es en los cuales se presentan las mayores disminuciones del ingreso en el momento de pensionarse.

7. Empleadores del sector público: es importante guardar los soportes de todos los trabajos. Y, más aún, quienes han estado vinculados con el Estado. Es fundamental que conserven todos los documentos que acrediten el tiempo cotizado.

8. Empleadores que no existen: en muchos casos, hay periodos perdidos porque la empresa en la cual se laboró fue cerrada. La única forma de rescatar el periodo de aportes respectivo es si se tiene la evidencia correspondiente.

9. Salario a junio 30 de 1992: para quienes están afiliados a un fondo privado y tienen derecho al bono pensional, el salario a junio 30 de 1992 es imprescindible para conocer el monto a recibir.

10. Historia laboral: es la herramienta fundamental para hacer seguimiento y debe verse como un instrumento esencial para saber, con certeza, cuánto tiempo tengo aportado al sistema de pensiones. Es primordial hacer continuo seguimiento.

11. Situación laboral diez años previos a pensión: tal vez este es uno de los aspectos más sensibles para quienes se deciden por Colpensiones: si se reduce el salario o ingreso entre los 47-57 años de edad (mujeres) y 52-62 (hombres), puede verse seriamente afectada la mesada.

12. Brecha pensional: la disminución del ingreso cuando una persona se pensiona puede estar en un rango de 30 y 80 por ciento, dependiendo de su nivel salarial. De allí la importancia de ahorrar para la vejez, porque será el único mecanismo que permite minimizar esa abrupta caída del ingreso familiar.

Ante lo anterior, tomar la decisión de en dónde pensionarse es bastante complejo. El trabajador deberá asumir escenarios que desconoce y que no están garantizados y, por ende, se enfrentará a grandes interrogantes. Mi recomendación final es que revise su caso con tiempo. Las decisiones sobre nuestro futuro pensional son responsabilidad de cada uno de nosotros.

Marcelo Duque Ospina

Director y creador de Cómo me pensiono.

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado