Principios voluntarios, para operar en entornos difíciles

Para Pacific es muy satisfactorio hacer parte del selecto grupo de compañías que respaldan esta iniciativa mundial, la cual responde a su compromiso con mantener los más altos estándares internacionales en aras de generar las mejores condiciones posibles en los entornos donde opera.

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
abril 21 de 2015
2015-04-21 02:59 a.m.

La industria extractiva del petróleo y es un negocio complejo y retador.

A diferencia de otros negocios, donde las facilidades se ubican a conveniencia, en esta industria la operación necesariamente se ubica dónde están los recursos.

Esto de por sí plantea serios retos de infraestructura y logística, pero el desafío aumenta cuando la locación se da en regiones de baja gobernabilidad, muy poca presencia histórica del Estado y marcadas por conflictos de diverso orden: étnico, religioso, político o socioeconómico.

Es el caso de Colombia, donde a pesar de los esfuerzos estatales por lograr seguridad y convivencia, aún persisten regiones como Arauca, Catatumbo o Putumayo, las cuales aún enfrentan amenazas como el terrorismo, los bloqueos y la extorsión.

En estas zonas, el mayor reto en seguridad de las empresas operadoras de Petróleo es proteger la integridad de las personas, de las instalaciones y del medio ambiente, y esto exige un riguroso proceso de planeación y de gestión del riesgo para que garantice el respeto y cumplimiento de los Derechos Humanos en la operación y en el entorno.

En la década de los años 90, varias compañías de la industria extractiva fueron sindicadas de complicidad en la violación de Derechos Humanos en varias partes del mundo.

Aunque muchos de estos casos fueron desvirtuados por las investigaciones, la afectación reputacional pesó bastante entre la opinión pública e incluso entre los inversionistas. Como consecuencia, surgió en el año 2000 la iniciativa internacional "Principios Voluntarios en Seguridad y Derechos Humanos", en la cual participan gobiernos, empresas de la industria extractiva y ONG’s.

En la creación de los principios participaron los gobiernos de Estados Unidos y del Reino Unido, cuatro grandes compañías petroleras y mineras con operaciones de carácter global; las organizaciones de Derechos Humanos International Alert, Amnistía Internacional, Human Rights Watch, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), la Corporación Financiera Internacional, el Instituto de Derechos Humanos y Negocios, y el Comité Minero Energético (CME) de Colombia.

A este grupo pionero se han sumado nuevos miembros en los tres pilares: gobiernos (Australia, Canadá, Colombia, Ghana, Holanda, Noruega y Suiza), y 28 empresas líderes en la industria extractiva, entre las que se encuentran Chevron, Repsol, Shell, Exxon Mobil, BP y, desde diciembre de 2014, Pacific Rubiales Energy) y ONG´s (The Fund for Peace, LITE?Africa, New Nigeria Foundation Pact, Partners for Democratic Change Int., Partnership Africa Canada, Pax y Search for Common Ground).

Los Principios Voluntarios, para quienes libremente los aceptan y se obligan a su cumplimiento, constituyen una guía para facilitar la gestión de riesgos relacionados con la seguridad pública y privada, particularmente aquellos derivados de operar en zonas que son escenario de acción de grupos armados al margen de la Ley, bajo un marco de respeto y promoción de los Derechos Humanos y de las libertades fundamentales.

Se trata del referente más importante a nivel mundial sobre cómo proceder y cómo comportarse cuando se opera en zonas de alta conflictividad.

En esencia, esta iniciativa maneja tres aspectos clave: una evaluación y gestión de riesgos efectiva que permita caracterizar el entorno y responder adecuadamente a los desafíos en derechos humanos, un relacionamiento claro con compromisos y responsabilidades cuando la seguridad es provista por la fuerza pública, y una interacción delimitada con obligaciones de acatamiento y respeto cuando se trata de contratistas que proveen seguridad privada.

Colombia es un referente obligado sobre la aplicación y adopción de los Principios Voluntarios, pues es el único país Latinoamericano que hace parte de la iniciativa, y además cuenta con el respaldo de una industria petrolera comprometida con su cumplimiento y promoción.

Para Pacific es muy satisfactorio hacer parte del selecto grupo de compañías que respaldan esta iniciativa mundial, la cual responde a su compromiso con mantener los más altos estándares internacionales en aras de generar las mejores condiciones posibles en los entornos donde opera.

En este caso, se trata de un esfuerzo de la industria, alineado con el Estado colombiano, para generar condiciones claras frente a las comunidades y el entorno, que puedan ser auditadas de múltiples formas y que faciliten una gestión en el más alto nivel en materia de derechos humanos.

Federico Restrepo Solano

Vicepresidente de Asuntos Corporativos y Sostenibilidad de Pacific Rubiales Energy

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado