Los profesionales exitosos pueden ser grandes padres

Así como usted ayuda a sus hijos con la tarea, quizá encuentre que ellos pueden tomar parte en la suya. Por supuesto esto no aplica a todos, pero discutir su trabajo con ellos puede ser una buena forma de pasar el tiempo juntos.

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
mayo 11 de 2013
2013-05-11 12:29 a.m.

Mi primer hijo nació el año pasado, y me está resultando difícil mantener un equilibrio entre el trabajo y la vida familiar. Como padre, ¿cómo se las ha arreglado?

Daniel

¡Felicidades por ser padre! Criar un hijo es la experiencia más maravillosa que se pueda tener, y también la responsabilidad más importante.

En tres décadas de paternidad he tratado de poner todo mi esfuerzo en ser un buen padre; valoro esto por encima de cualquier éxito profesional.

Cuando mis dos hijos, Holly y Sam, estaban creciendo, mi esposa, Joan, enfocó su tiempo principalmente en criar a los niños, y yo trabajaba desde casa; al principio, desde nuestra casa flotante, la cual estaba atracada en un canal del barrio de la Pequeña Venecia de Londres, y ahora desde mi hamaca en la isla Necker en el Caribe.

También me llevaba a mi familia a los viajes de trabajo siempre que era posible, así que a menudo estaba presente para hacer frente a los contratiempos menores. Compartimos muchos momentos felices.

Si usted comparte la vida de sus hijos y les da la oportunidad de tomar parte en la suya, tendrá una notable mejor relación con ellos, y desperdiciará mucha menos energía preocupándose por lo que están haciendo.

Una de las cosas grandiosas que aprendí de mis hijos fue que yo era un mejor padre cuando también era su amigo.

Cuando necesitaban orientación o disciplina, yo recordaba mis propias desgracias de juventud y les explicaba cómo resolví esos problemas y lo que había aprendido de ellos.

Llevé esa forma de compartir, la comprensión y la energía a mi vida laboral, y creo que me hizo un mejor gerente.

Si uno pasa apuros para equilibrar su vida hogareña con sus compromisos profesionales, ambos sufren.

Parte de la solución quizá sea tratar al tiempo con su familia como una prioridad.

Cuando esté enfrentando una avalancha de citas, reserve tiempo para pasar con su familia; asiéntelo en su agenda de trabajo.

También necesitará preparar a sus colegas para esos momentos en que surja una emergencia en casa y necesite dejar todo para hacerle frente, porque esto seguramente sucederá.

Pero en vez de pensar en estos dos aspectos de su vida como antagónicos, ¿por qué no combinarlos? Como he dicho a menudo, yo no divido el trabajo y el juego: Todo es vivir.

Durante los primeros 10 años o más, quizá necesite trabajar en horarios diferentes o quizá simplemente no pueda trasladarse a la oficina con bastante frecuencia, pero en estos días eso no es un obstáculo.

Los horarios flexibles ofrecidos por la tecnología pueden permitir a los padres desempeñarse bien en sus empleos y atender a sus hijos pequeños al mismo tiempo.

Si usted es un empleado, hable con su jefe sobre cómo trabajar desde casa podría elevar su productividad, recordando compartir algunos ejemplos específicos de cómo su trabajo mejorará.

Si opera un negocio, considere invertir en tecnología que les permita a usted y a su personal trabajar en horarios flexibles; su inversión redituará dividendos a largo plazo.

Usted se estresará menos por los largos desplazamientos y se desalentará menos por perder esos momentos especiales, desde los primeros pasos hasta las primeras palabras, así que tendrá más espacio para pensar creativamente.

Recientemente hemos introducido una nueva solución en Virgin que permite a la gente acceder a sus computadoras de escritorio desde cualquier aparato, desde cualquier ubicación.

Usted incluso quizá encuentre que le ahorra dinero porque hay menos personas en la oficina y pueden compartir escritorios (una práctica conocida como “escritorio caliente”).

En general, esto gira en torno al dar opciones a la gente.

Pero si opta por trabajar desde casa más a menudo, asegúrese de que no se vuelve un esclavo de la tecnología; maneje a su teléfono, no sea manejado por él

Reviso correos electrónicos, verifico las redes sociales y respondo llamadas en tandas, encendiendo los aparatos necesarios para hacer las cosas que requieren mi atención y luego apagándolos de nuevo para enfocarme en otras cosas.

Así como usted ayuda a sus hijos con la tarea, quizá encuentre que ellos pueden tomar parte en la suya.

Por supuesto, esto no aplica a todos, pero discutir su trabajo con ellos puede ser una buena forma de pasar el tiempo juntos y puede ayudar a ver los problemas desde una nueva perspectiva.

Algunas de mis mejores ideas provinieron de conversaciones con Holly y Sam.

Soy muy afortunado, de que Holly ahora trabaje con nosotros en Virgin en asuntos de salud como gerente de proyectos especiales, y hemos colaborado con Sam en varios proyectos creativos, como su diario sobre sus viajes al Ártico.

De la manera en que decida resolver su situación, pienso que encontrará en sus supervisores y colegas serán mucho más comprensivos de sus necesidades de lo que usted esperaría.

Conforme más mujeres han entrado en la fuerza laboran en las últimas décadas, uno de los beneficios ha sido que la gente se ha vuelto mucho más consciente de la importancia de los padres, y apoyan más los esfuerzos para ser un papá grandioso.

Richard Branson

Fundador de Virgin Group y compañías como Virgin Atlantic, Virgin America, Virgin Mobile y Virgen Active.

Favor enviar sus preguntas a:

richardbranson@nytimes.com

Incluya nombre, país y dirección de correo electrónico.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado