Prospectiva/ Todo apunta a la estabilidad

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
mayo 23 de 2015
2015-05-23 04:09 a.m.

Tal como lo esperaban los analistas, la sesión de la junta directiva del Banco de la República que tuvo lugar el viernes estuvo desprovista de sorpresas. Una vez más, la entidad decidió dejar quieto el nivel de la tasa de interés que les cobra a las entidades financieras por darles liquidez, con lo cual el costo de esos fondos sigue en el 4,5 por ciento anual.

Los elementos que influyeron en la determinación son muy similares a los de ocasiones pasadas. De un lado, el entorno internacional es malo e involucra especialmente a los principales socios comerciales del país. Adicionalmente, la caída de los precios del petróleo golpea el ingreso nacional.

Por otra parte, hay un ajuste de la economía colombiana en marcha. Este se nota en un menor crecimiento del consumo y la inversión, al tiempo que las exportaciones descienden con fuerza por cuenta de lo sucedido con el crudo.

Aun así, el mercado laboral se ve saludable, según se desprende de una tasa de desempleo a la baja. El Emisor reconoce que el ambicioso programa de desarrollo de la infraestructura que se adelanta debería ayudarle a la dinámica productiva. Igualmente, hay que sumar la expectativa de que la devaluación del peso empiece a tener efectos positivos sobre los sectores exportadores, más temprano que tarde.

Es verdad que la inflación se ha ubicado por encima de la meta fijada, con un dato anual que en abril llegó al 4,64 por ciento. Debido a ello, las expectativas para el cierre del año han subido y se encuentran en 3,92 por ciento, un punto superior al deseable.

Los causantes principales de ese salto han sido los alimentos, dentro de los que se destacan los de mayor relevancia en la canasta familiar: arroz, papa, yuca, harina de trigo o frutas, entre otros. Tanto las cosechas internas, como el mayor costo de las importaciones, tienen su cuota de responsabilidad.

No obstante, el Banco insiste en que el fenómeno de aceleración es transitorio, pues a mediano plazo las apuestas coinciden en el 3 por ciento anual. Por tal motivo, todo apunta a la estabilidad en la tasa de interés en lo que queda del año, siempre y cuando no se presenten hechos inesperados.

Ricardo Ávila Pinto

ricavi@portafolio.co

@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado