Prospectiva/ Un cartel que sigue vivo

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
junio 06 de 2015
2015-06-06 02:15 a.m.

Es fácil decir que la Organización de Países Productores y Exportadores de Petróleo (Opep) ya no tiene el poder de otras épocas. Pero dicha afirmación no implica que su influencia sea inexistente.

Así quedó demostrado tras la reunión que celebraron en Viena el viernes los ministros de las 12 naciones que integran el cartel del oro negro. Confirmando las expectativas de los analistas, la determinación fue la de continuar con la política de conservar una abundante oferta de crudo, con el fin de mantener los precios bajos y poner en aprietos a los operadores de mayores costos.

Dicha aproximación ha cambiado las cosas de forma radical. En comparación con los niveles de hace un año, las cotizaciones han caído a cerca de la mitad, para felicidad de los consumidores. La otra cara de la moneda es la que ven países como Colombia, cuyas exportaciones e ingresos fiscales se han visto golpeados por la estrategia de la Opep.

Esta consiste en no actuar como reguladora del mercado y permitir que la oferta supere a la demanda en casi dos millones de barriles de petróleo al día. Semejante desequilibrio es el causante de la descolgada, pero eventualmente obligará al cierre de los yacimientos que tengan el punto de equilibrio más elevado.

En concreto, el objetivo son los campos que extraen hidrocarburos mediante técnicas no convencionales, como el polémico ‘fracking’. Gracias a su uso, Estados Unidos pudo aumentar su producción en cerca de 60 por ciento a lo largo del pasado lustro.

Pero lo que era rentable con el barril a 110 dólares no necesariamente lo es por debajo de 60. El número de pozos exploratorios en Norteamérica se encuentra en el nivel de hace cinco años y en mayo tuvo lugar un declive en el crudo extraído.

Si bien todavía está por verse la magnitud del daño, la Opep no piensa aflojar las tuercas. Eso quiere decir que el petróleo barato va a seguir un tiempo más, mientras desaparecen los excedentes. Eventualmente, los precios volverán a subir, pero los más beneficiados serán los miembros de un cartel que todavía tiene cómo hacerse sentir.

Ricardo Ávila Pinto

ricavi@portafolio.co

@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado