Prospectiva / Una mejora inesperada

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
mayo 04 de 2013
2013-05-04 12:29 a.m.

Esta sí fue una verdadera sorpresa. Así podría describirse la reacción de los mercados a la noticia según la cual la economía de Estados Unidos creó 165.000 puestos de trabajo en abril, superando las expectativas de los analistas.

Como resultado de esa dinámica, la tasa de desempleo descendió al 7,5 por ciento, su nivel más bajo en más de cuatro años. Adicionalmente, las autoridades norteamericanas revisaron al alza el reporte correspondiente a febrero y marzo, con lo cual el panorama pinta mucho menos grave de lo que en un momento se llegó a pensar.

Semejante parte es clave a la luz de los temores que han surgido por cuenta del apretón fiscal que ha sacudido al Coloso del Norte. La falta de un consenso entre demócratas y republicanos resultó en la suspensión de un buen número de programas federales y en la de miles de contratos.

Aun así, el sector privado está ampliando sus nóminas. En el caso de abril, 29.000 plazas fueron atribuibles al ramo del comercio, mientras que 43.000 al ramo de restaurantes y hoteles, y en el caso de servicios temporales la cuenta llegó a 33.000.

Precisamente, la calidad de tales empleos fue cuestionada por algunos observadores que anotaron que se trata de posiciones de baja remuneración, lo cual no garantiza que el aumento en el ingreso de miles de familias sea el suficiente.

Aun así, las bolsas respondieron positivamente. En Wall Street se vivió otra jornada de cotizaciones al alza, con los principales índices accionarios rompiendo las marcas existentes hasta la fecha. Por otra parte, las cotizaciones de los productos básicos también reaccionaron, ante la expectativa de que la demanda puede llegar a ser más fuerte de lo que se creía.

Y aunque buena parte de esas apuestas tiene bases débiles, lo ocurrido es positivo. De un lado, deja en claro que el apretón fiscal ha resultado ser menos dañino que lo calculado, por lo menos hasta ahora. Del otro, sugiere que la locomotora estadounidense tiene combustible, algo que le sirve a un mundo que sigue andando a paso mediocre.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado