Prospectiva / Con plata todo se arregla

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
mayo 11 de 2013
2013-05-11 01:42 a.m.

Una vez más las vías de hecho se hicieron presentes la semana pasada en un sector de los agricultores.

En esta ocasión las protestas provinieron de los cultivadores de papa, cuyas manifestaciones se vieron en diferentes latitudes, pero sobre todo en el departamento de Boyacá que alberga a buena parte de los productores del tubérculo.

El motivo de la queja tuvo que ver con el bajo precio que le llega al campesino, insuficiente para cubrir los costos, según lo dicho por los dirigentes del movimiento.

Si bien, tan pronto como empezaron a agitarse las aguas, el Gobierno se apresuró a asignar una partida para respaldar la actividad, esta fue considerada como insuficiente con lo cual el bloqueo de vías y los enfrentamientos con la fuerza pública regresaron a las imágenes de la televisión.

Ante la posibilidad de que la situación empeorara el Ministerio de Agricultura decidió tomar el toro y por los cuernos, y tras una maratónica sesión negociadora, llegó a un acuerdo para destinarle 42.000 millones de pesos al ramo.

La gran mayoría de esa suma se destinará a un subsidio que se les entregará a los propietarios de predios hasta un máximo de cinco hectáreas, en las próximas dos cosechas.

Aparte de lo anterior, el Ejecutivo se comprometió a financiar un programa de incentivo al consumo de papa, además de otros beneficios indirectos como créditos y desarrollo tecnológico.

Por cuenta de lo firmado, los labriegos regresaron a sus parcelas, no sin antes dejar algunos de sus azadones en el centro de Bogotá.

Lo sucedido en esta ocasión se convierte en un eslabón más en la cadena de fondos recibidos por diferentes gremios, entre los que se encuentran cafeteros y cacaoteros. El costo de dicha estrategia no es menor, pues se acerca al billón de pesos y obligó a la administración a radicar un proyecto de ley con el fin de hacer traslados presupuestales para pagar la cuenta.

Falta ver si el ejemplo de las presiones cunde y hay que volver a abrir la chequera. Todo ante el mensaje de que con quejas y plata, las cosas se arreglan.

Ricardo Ávila Pinto

ricavi@portafolio.co       

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado