Prospectiva / Soplan vientos fríos

Hacía un buen tiempo que la palabra contagio no había sido utilizada tan profusamente.

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
enero 25 de 2014
2014-01-25 12:05 a.m.

Pero bastó el traspié dado por Argentina a finales de la semana pasada, para que los más diversos mercados de valores a lo largo y ancho del planeta sintieran un apretón que se expresó en números en rojo.

Como es conocido, el gobierno de Cristina Fernández decidió dejar flotar la moneda austral, con el fin de aliviar la presión en sus cuentas externas.

Debido a ello, el peso que el martes se negociaba oficialmente a 6,8 por dólar, terminó el viernes por encima de 8.

Semejante alza no se veía desde los días oscuros del corralito, tras el abandono del modelo de convertibilidad con el dólar, a comienzos del siglo.

Es todavía demasiado temprano para saber si la determinación tomada por Buenos Aires es suficiente para aliviar la presión o si en los días que vienen las cosas se van a poner más difíciles.

No obstante, por ahora quedó claro que los vasos comunicantes que conectan a las diferentes bolsas existen, como lo demostraron las cotizaciones a la baja.

A decir verdad, difícilmente se puede hablar de una sorpresa. Desde hace meses los especialistas venían hablando de que la situación argentina era insostenible, a pesar de los esfuerzos desesperados del Ejecutivo para impedir la salida de divisas.

Estos llegaron a incluir la aplicación de un impuesto del 35% para la adquisición de dólares, que el viernes fue rebajado al 20%. Aun así, el sacudón sirvió para recordar que hay economías emergentes que se pueden ver en problemas serios, en caso de que las cotizaciones de bienes primarios mantengan su tendencia a la baja.

La impresión de fragilidad se extendió a todas partes sin que se hicieran diferenciaciones entre unos y otros, por lo que los justos acabaron pagando por los pecadores.

El ventarrón también llegó a Colombia, según quedó demostrado por el alza del peso que llegó a superar los 2.000 por dólar para cerrar en 1.996. Todo indica que el objetivo de una mayor devaluación empieza a cumplirse por cuenta de los vientos fríos que soplan desde el sur.

Ricardo Ávila Pinto

ricavi@portafolio.co

Twitter: @ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado