Protela regresa al mercado, renovada y más innovadora

‘El problema de Ecuador es menor al lado de la subfacturación y el contrabando’, dijo César Maldonado, nuevo presidente de Protela. La compañía colombiana cuenta con conocidos clientes como las marcas Leonisa, Agua Bendita y Offcorss, entre otras.

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
enero 28 de 2015
2015-01-28 02:17 a.m.

Con más fuerza que nunca, Protela vuelve a participar en la feria textil más importante del país, que está desarrollándose en Medellín.

Aunque admite estar inquieto por la salvaguardia del 21 por ciento impuesta por Ecuador a las exportaciones, César Maldonado, nuevo presidente de esta compañía, espera que sus ventas crezcan 25 por ciento este año y consolidar la presencia de la empresa en el mercado latino.

Asimismo, destacó que para sobrevivir a los tiempos difíciles que vive el sector, debe reinventarse e invertir en tecnología.

¿Por qué han vuelto a Colombiatex después de 4 años?

Protela se ha posicionado en el sector de las telas bien elaboradas y complejas, porque es una marca muy querida por los colombianos y por los grandes confeccionistas.

Los clientes nos estaban reclamando la ausencia de no estar en la feria, al igual que Inexmoda y quisimos presentarles las megatendencias y como esto se traduce en productos muy apropiados al mercado latino.

Decidimos volver, este año, cumplimos 65 años y tenemos mucha innovación para compartir con el mercado.

¿A qué se debió la ausencia?

Estábamos atendiendo otras prioridades. La compañía hizo unas inversiones en otros negocios; en Estados Unidos, en Colombia también, en una empresa que hoy por hoy se enfoca en el tema del paquete completo que es Prointimo; también en la consolidación de nuestras filiales donde tenemos operación propia, como en México y Ecuador.

Había otras urgencias que ameritaban que todos los recursos estuvieran enfocados en esos proyectos.

Usted lleva tres meses en el cargo ¿qué expectativas tiene de cambiar en la empresa?

Protela empezó un proceso de reconversión.

Este martes hicimos un evento con un ‘partner’ (Lycra), que lleva haciéndose desde hace 20 años.

Allí presentamos las grandes innovaciones y tuvimos un aforo de 400 visitantes. Debo darle continuación a un proceso de reinvención que ya comenzó Protela hace años.

Volver a reinventarnos a través de nuestros procesos internos, no solo en lo que tiene que ver con diseño y producto. Actualmente estamos produciendo telas muy apropiadas para el segmento de baño y ropa interior.

¿Cuáles son los clientes más conocidos que tienen?

Están Leonisa, Ellipse, Arturo Calle, Offcorss, Agua Bendita, entre muchos otros.

¿Qué expectativas de ventas tienen para este 2015?

La verdad, no hemos querido contagiarnos de las incertidumbres macroeconómicas que están generando algo de ‘ruido’ en la macroeconomía y hemos hecho un presupuesto retador que está por encima del 25 por ciento.

Este debe ser un año en el que los ingresos de Protela deben superar los 250.000 millones de pesos, sin incluir las filiales.

Nuestra filial, Prointimo, que está orientada a la exportación, debe crecer un 70 por ciento este año.

Para la apuesta de ese 25 por ciento, tenemos que hacer reconversión tecnológica; estamos importando nuevos telares y equipos de acabado.

¿Van a abrir alguna planta más?

De momento las que hay. Ahora estamos sustituyendo los equipos viejos por nuevos.

¿Qué mercados le interesan a Protela en sus exportaciones?

Estamos muy concentrados en el mercado Latinoamericano.

Este año es muy importante para consolidar nuestra presencia en México, donde tenemos una oficina comercial. Asimismo, tenemos otra en Ecuador y estamos muy inquietos con la salvaguardia del 21 por ciento impuesta por ellos.

Adicional a esto, registramos exportaciones a toda Centroamérica, Perú (un mercado muy dinámico), Brasil y Venezuela.

Va a ser un año de consolidación de estos mercados.

¿HOY, CUÁL ES EL MAYOR PROBLEMA DE ESTE SECTOR ECONÓMICO?

La subfacturación y el contrabando. Necesitamos políticas mucho más agresivas de la Policía Fiscal y Aduanera (Polfa).

Todo esto lesiona los intereses de empresas que ‘juegan limpio’, como la nuestra. El problema de Ecuador es un problema menor al lado de la subfacturación y el contrabando.

Al país entran no menos de 900 millones de metros cuadrados a precios muy sospechosos, datos que se tienen muy claramente identificados a través de las aduanas.

En cuanto al tema del impacto de los impuestos que aprobó la Reforma Tributaria, este será ‘fuerte’.

Por ejemplo, el impuesto al patrimonio y la sobretasa al Cree.

Sentimos que estamos haciendo patria en un sector donde vemos que cada día desaparecen muchas empresas y los que queremos seguir luchando tenemos barreras difíciles de superar.

Inmaculada Iglesias

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado