Richard Branson/ La pasión puede vender una idea

Para convencer a potenciales inversionistas y clientes de que vale la pena darte una oportunidad, tienes que transmitir efectivamente tu pasión por tu proyecto.

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
marzo 28 de 2015
2015-03-28 12:42 a.m.

Cuando uno está seguro de su concepto para un negocio, pero está a la espera de que el mundo lo comprenda, ¿cómo se vende una idea con base en la pasión en vez de las cifras?

Karen Soeffker

Vender una idea no es fácil. Recuerdo estar parada en un caseta telefónica al inicio de mi carrera, intentando vender espacio publicitario en una revista que todavía no existía, así que sé muy bien cuán frustrante puede ser cuando la gente no te da una oportunidad.

Sin embargo, yo creía profundamente en mi idea, y aprendí entonces que tener confianza en uno mismo engendra la confianza en otros.

Yo no me preocuparía si tu idea no ha sido comprendida por otros todavía. Pudiera significar que has detectado una oportunidad antes que alguien más. Todo lo que necesitas hacer ahora es realizar tu primera venta, y le seguirá lo demás.

La clave para hacer esa primera venta, sin embargo, empieza perfeccionando tu discurso de presentación de negocio.

Una gran presentación puede hacer muchas cosas. Principalmente puede convencer a los potenciales inversionistas y clientes de que vale la pena darte una oportunidad.

También puede ayudar que reclutes talento destacado que pueda ayudar a ampliar tu negocio. Estos son ingredientes esenciales para una empresa exitosa.

Como he escrito anteriormente, el primer paso hacia ofrecer una gran presentación es que la mantengas humana, ya que demasiadas presentaciones y discursos pueden resultar rápidamente artificiales y bastante acartonados. Deja que tu pasión brille durante ese lapso siendo tú misma y permitiendo que tus argumentos surjan de manera natural. Usa el humor para conectarte con tu público y demuestra tu creatividad.

Por supuesto, los hechos y las cifras son importantes. Si tienes datos que apoyen a tu negocio potencial, eso es grandioso; pero recuerda no ahogar a las personas en cifras.

Si no tienes datos de apoyo disponibles para tu idea, tienes que convencer a la gente de tu visión y tu sueño.

Diles exactamente por qué quieres que este negocio tenga éxito. Explica el problema que quieres resolver con tu producto o servicio, y por qué crees que necesita ser resuelto, aun cuando otras personas no se hayan dado cuenta de eso todavía.

Y asegúrate de citar historias de la vida real que refuercen tus argumentos y hagan a tu idea más verosímil y afable.

Ten en mente que la gente quiere invertir en la gente. Así que habla sobre tus éxitos anteriores.

Por ejemplo, si has tenido éxito en un negocio alguna vez antes, la gente creará que puedes hacerlo de nuevo. Si no, destaca tus habilidades y conexiones: ¿Cuáles de tus habilidades ayudarán a hacer de este negocio una realidad? ¿Qué acuerdos o asociaciones has creado para ayudar a ejecutar tu visión?

Una de las mejores presentaciones que he visto la realizó un hombre que era dueño de un negocio de instalación de elevadores.

Sabía que la gente frecuentemente me hacía su presentación en el lapso que dura el ascenso en un elevador y pensó que sería más eficiente y divertido estar realmente en un elevador. Aunque la idea finalmente no fue viable, me hizo sonreír; estoy seguro de que le ha ido muy bien.

Debes asegurarte de salir y ser visible. Úsate a ti misma para crear conciencia sobre tu negocio; tú eres, después de todo, el mayor activo de tu compañía.

Yo siempre he estado al centro de las campañas para promover nuevas empresas de Virgin y nuestra expansión a territorios nuevos porque los potenciales inversionistas y clientes recordarán un negocio o marca si pueden asociarlo con un rostro.

Sin embargo, no cometas el error de tratar de hacerlo todo sola. Si quieres ir rápido, ve sola. Si quieres llegar lejos, hazlo acompañada. El apoyo emprendedor abunda en estos días, y hay muchas personas y organizaciones que pueden ayudarte gratuitamente.

Simplemente conéctate a Internet y busca grupos de apoyo emprendedor en tu área, y deja que estos expertos te auxilien para pulir tu discurso de presentación o tu modelo de negocios. Pregúntales por conexiones útiles en sus redes.

Si tienes simpatizantes externos de tu lado, es más probable que convenzas a otros de que tu idea de negocios es una oportunidad que no deberían perderse.

Crear un negocio desde cero es difícil, especialmente cuando se está vendiendo un concepto que nadie ha propuesto antes. Pero recuerda: muchas personas pensaron en su momento que Albert Einstein y Sir Isaac Newton tenían ideas alocadas. Pero son los pensadores apasionados y tenaces como ellos quienes tienden a cambiar el mundo para bien.

No renuncies a tu visión, y tendrás tu oportunidad.

Richard Branson
Fundador de Virgin Group y compañías como Virgin Atlantic America, Virgin Mobile y Virgin Active.
Favor escribirle sus preguntas a:
richardbranson@nytimes.com
Incluya nombre, país y dirección de correo electrónico
 

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado