Richard Branson / Trabajando en el bienestar

En Virgin, hemos adoptado dos grandes medidas en el último par de años: ahora ofrecemos a los empleados en nuestras oficinas centrales licencias anuales ilimitadas y horarios de trabajo flexibles.

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
abril 11 de 2015
2015-04-11 04:51 a.m.

Una pregunta que a menudo me hacen los emprendedores es: ¿cómo debería tratar a mi personal?

Quieren que sus empleados sean felices y productivos, pero no saben cómo lograr ese equilibrio. ¿Cuánta responsabilidad realmente tienen por la salud física y mental de los trabajadores? ¿Qué tipo de beneficios necesitan ofrecer para atraer y retener a las mejores personas?

En los últimos años, algunas compañías han probado enfoques innovadores para responder a estas preguntas, aprovechando los avances en la tecnología y los cambios en nuestra sociedad. A muchas personas más jóvenes, por ejemplo, les gusta tener flexibilidad en donde trabajan, así que algunas empresas ofrecen a sus empleados la capacidad de trabajar desde casa. Otras empresas, como Zappos, han descartado toda su estructura organizacional, ¡junto con los títulos de puestos!

En Virgin, hemos adoptado dos grandes medidas en el último par de años: ahora ofrecemos a los empleados en nuestras oficinas centrales licencias anuales ilimitadas y horarios de trabajo flexibles.

Nuestros equipos han respondido con entusiasmo. Si el experimento continúa funcionando bien, estoy seguro de que muchas otras compañías dentro y fuera de Virgin seguirán el ejemplo.

Las políticas también destacan algo que en Virgin hemos estado discutiendo por algún tiempo: la importancia del bienestar de los empleados.

Nuestros debates apasionados y variados en torno a las responsabilidades de los empleadores en esta área nos llevaron a enfocar nuestro próximo foro Virgin Disruptors en el tema El bienestar de tu lugar de trabajo: ¿A qué costo?

El valor de medir el bienestar, incluso más allá de la empresa, fue muy bien resumido por un panelista que se unirá en nuestro debate este mes.

Jim Clifton, director ejecutivo de Gallup, señaló recientemente en nuestro blog Disruptors que uno de los pocos signos de que la primavera árabe estaba a punto de suceder hace unos años se pudo encontrar en los datos sobre el bienestar según las mediciones en Túnez y Egipto.

Aunque el producto interno bruto en ambos países parecía saludable entre 2008 y 2010, el descontento estaba bullendo debajo de la superficie.

“Casi todos en el mundo pensaban que estos países estaban bien”, escribió Clifton. “Pero nadie vio que el bienestar estaba desplomándose en ambas sociedades. La métrica del bienestar para las naciones, las ciudades y las organizaciones se volverá igual o más importante que las mediciones económicas tradicionales, como el PIB o los precios accionarios de las compañías, dentro de dos décadas; simplemente porque son una mejor predicción”.

Entonces, ¿qué medidas deberían adoptar los emprendedores y administradores para mejorar el bienestar de los empleados en sus compañías? Todas las empresas y sus personales son un poco diferentes, así que no quiero sugerir una solución generalizada. La base de las mejores iniciativas es tratar a las personas con respeto y darles más responsabilidad.

Mi consejo principal: sé audaz. No temas intentar cosas nuevas; simplemente haz saber a tu equipo lo que estás haciendo. Luego recibe retroalimentación de tu personal, y si una política no funciona, está bien dar marcha atrás o hacer cambios; estás buscando soluciones que funcionen para todo en la compañía.

Aunque es cierto que no se puede complacer a todos todo el tiempo, dar opciones a las personas, en lugar de un conjunto rígido de reglas que seguir, asegurará un sentimiento de atribución de poder en los equipos.

Y recuerda aceptar la individualidad de los empleados. Sus compromisos familiares, sus actividades extracurriculares, sus diferentes requerimientos de salud y otros aspectos de sus vidas personales no deberían ser vistos como una carga. Después de todo, las compañías exitosas tienen personales diversos.

Tengo que decir que ha sido interesante ver cómo una de nuestras empresas más recientes, Virgin Hotels, ha dado forma a su programa de bienestar. Ya que tiene su base en Chicago, una ciudad que es muy diversa culturalmente, han tenido muchos aspectos que cubrir.

He aquí algunas de las medidas que el equipo ha adoptado para asegurarse de que todos los empleados del hotel sean felices en el trabajo: ofrecer opciones de comida saludable para el personal, ofrecer clases de yoga en el hotel, establecer una liga de softbol, patrocinar clases de inglés para quienes no lo hablan como primer idioma y comprometerse en serio con el bienestar mental.

Sobre todo, ten en mente que un negocio es un grupo de personas; si tu gente no es feliz y no está saludable, entonces el pronóstico de tu empresa tampoco es bueno.

Pero si te aseguras de que tengan el tiempo y apoyo que necesitan, los pondrás a ellos y a tu compañía en el camino del éxito a largo plazo.

Richard Branson

Fundador de Virgin Group y compañías como Virgin Atlantic America,

Virgin Mobile y Virgin Active.

Favor escribirle sus preguntas a:

richardbranson@nytimes.com

Incluya nombre, país y dirección de correo electrónico

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado