Santo Tomás, San Jerónimo y el Padre Alberto

Mi madre es una santa, pero desde hace ya varios años de los 81 que cumple en 2009, decidió establec

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
mayo 10 de 2009
2009-05-10 04:44 p.m.

Compró un plan ilimitado de voz celestial y todo el tiempo charla con Dios, con quien ya tiene cierta confianza en su oración.

--Tenemos que hablar de tus representantes --le dijo hace algunos días.

--No tengo Representantes --le contestó Dios--. Ni Congresistas, ni concejales y mucho menos asambleístas. Cero política.

--No comencemos con los chistes, Padre --le dijo mi mamá poniéndose seria--. ¿Qué es lo que pasa con Tomás y con Jerónimo?

--Que yo sepa nada, querida hija. Pasó, hace varios años. Siglos, diría yo. Tomás fue prolífico en sus escritos teológicos. Demostró que yo existía, por lo cual le estoy muy agradecido. En cuanto a Jerónimo, es considerado Padre de la Iglesia y traductor de una Biblia conocida como "Vulgata".

--Sí, claro, cómo no --le contestó mi mamá--. ¿Y lo de los lotes en Mosquera, la Zona Franca, el nepotismo, todo lo que dijo Coronell en Noticias Uno?

--¿Coronell? --Dios se quedó callado unos instantes--. ¿Santo, Patrono, Beato, Fray?

--Periodista. Crítico. Profesional. Él fue quien denunció el enriquecimiento de los hermanitos.

Dios guardó un silencio pensativo. "A ver, hija, ¿de que estamos hablando? --dijo--. Tomás y Jerónimo no eran hermanos. Tomas era de Aquino y Jerónimo de Estridón.

 --Pues estos son como de Antioquia. Paisitas. Uribe, hijos del Presidente.

--¿De Antioquía? Allá hizo Pablo su primer sermón y aparecieron los primeros cristianos.

--Sí, hubo un Pablo en esa Antioquia, que desapareció varios cristianos. Pero volviendo al cuento: ¿Es que Tomás y Jerónimo no tienen Dios ni Ley?

--Todo lo que hicieron es legal y fue hecho con el conocimiento del Padre.

--¿El Celestial? ¿Tú?

--Álvaro --hija mía--. Álvaro

--Esto está como confuso, Señor -le dijo mi mamá desconcertada--. ¿Y cómo te parece lo del Padre Alberto?

--Hombre de la Iglesia, Hombre de Fe, Hombre de Paz...

--Hombre, al fin y al cabo --sentenció mi mamá--. Hombre tenía que ser...

--La esencia de mi mensaje es el perdón. Tienes que ser tolerante, hija.

--¿Tolerante? Por ningún motivo. ¿Cómo voy a tolerar no volver a verlo por televisión? Su voz, sus ojos, esa carita, papacito...

--Pues se quedó sin parroquia, sin programa de radio y sin televisión.

--La carne es débil y el diablo es puerco --dijo mi mamá.

--No sé --dijo Dios--. No conozco la muchacha. No se veía bien en las fotos. Tocará esperar la próxima edición de TV Noticias. Ah, a propósito, y sin el ánimo de cambiarte el tema:. Feliz Día de la Madre, hija --habló el Señor.

--Feliz Día del Padre --respondió mi mamá--. Que eres tú. No dejes que Álvaro te usurpe el puesto. Lástima del Padre Alberto.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado