Segundo rescate griego

La Unión Europea y el FMI anunciaron nuevos préstamos a Grecia por 109 mil millones de euros.

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
julio 28 de 2011
2011-07-28 02:18 a.m.

 

Las autoridades europeas otorgaron un nuevo paquete de ayuda financiera a Grecia, principalmente con recursos oficiales, pero también del sector privado. Simultáneamente se crearon nuevas herramientas para contener el riesgo de contagio a otros países.

Aunque estos acuerdos deberían disminuir la tensión reciente en los mercados, creemos que todavía falta clarificar algunos aspectos de implementación y efectividad, por lo cual seguirá habiendo episodios de volatilidad en los próximos meses.

Ayuda oficial y privada a Grecia

La Unión Europea (UE) y el FMI anunciaron nuevos préstamos oficiales a Grecia por 109 mil millones de euros, suficientes para cubrir sus necesidades de financiamiento hasta 2014. Además, con el fin de mejorar el perfil de la deuda, los nuevos préstamos tendrán mayores plazos (de 7.5 años a 15-30 años), y sus tasas de interés bajarán de 5% a 3.5%. Igualmente, la UE extenderá “sustancialmente” el plazo de los créditos existentes a Grecia.

Los mejores plazos y tasas también aplicarán para Irlanda y Portugal, países con programas de rescate vigentes. Evidentemente, los desembolsos dependerán del cumplimiento de ajustes fiscales incluidos en dichos programas.

El sector privado también participará con una contribución neta de 50 mil millones de euros en 2011-2014, que incluye un canje de deuda propuesto por las principales instituciones financieras europeas. Las entidades participantes percibirán pérdidas estimadas de 21% en el valor presente neto de sus tenencias en bonos griegos.

Sin embargo, los montos de participación solamente son estimaciones, y no es claro cuánto de la contribución corresponde desembolsos del sector privado y cuánto a reducción de deuda.

De producirse este canje, las agencias calificadoras reducirán la calificación de Grecia a “Default Selectivo” (SD). Esta situación preocupaba al Banco Central Europeo (BCE), pues impediría que éste recibiera bonos griegos como colateral en sus operaciones de liquidez, muy relevante para los bancos griegos, ya que el 20% de sus pasivos dependen del BCE.

Sin embargo, se aprobó la provisión de garantías de capital de tal forma que el BCE pueda seguir aceptando deuda griega como colateral.

Igualmente, la Asociación Internacional de Swaps y Derivados ha dicho que este canje no debería hacer efectivos los CDS de Grecia ya que será voluntario y no es vinculante para todos los tenedores de bonos griegos. Recordemos que un objetivo de las autoridades era evitar una operación que hiciera efectivos los CDS, debido al efecto contagio que estos instrumentos podrían generar en otros países con problemas fiscales, y a las potenciales pérdidas para el sistema financiero en momentos de gran fragilidad.

Reformas para reducir riesgo de contagio

Se amplió la capacidad de acción de los mecanismos de estabilidad creados en 2010: la Facilidad de Estabilidad Financiera Europea (EFSF) y el Mecanismo de Estabilidad Europea (ESM), que sucederá al EFSF en 2013. Las nuevas facultades son:

i) Establecer programas preventivos para otros países, con condicionalidad adecuada.

ii) Financiar la recapitalización de instituciones financieras a través de préstamos a gobiernos, incluyendo los de países sin programas de ayuda financiera vigentes.

iii) Comprar bonos soberanos en casos excepcionales que comprometan la estabilidad financiera de países miembros y para evitar el  riesgo de contagio.

Con respecto a los programas preventivos, no es claro en qué consistirían, pero podrían ser facilidades de crédito especial, similar a la Línea de Crédito Flexible creada por el FMI durante la crisis financiera.

Llama la atención que no se haya incrementado el tamaño del EFSF (440 mil millones de euros), ya que sus nuevas facultades requerirán de más recursos. Para lograr más fondos, ahora se requerirá la aprobación de los parlamentos nacionales, lo cual no ocurrirá antes de 4T11. De esta forma, la implementación de las nuevas facultades del ESFS tardará algunos meses.

Lo que viene…

El nuevo rescate trae beneficios para Grecia, incluyendo menores costos para servir la deuda, mejor perfil de deuda, y menor dependencia en los mercados de capital. Sin embargo, la reducción en la carga de deuda será limitada y no resuelve el problema de insolvencia, especialmente considerando las débiles perspectivas de crecimiento económico de mediano plazo. El paquete otorga más tiempo para la implementación de ajustes fiscales en otros países, de tal forma que los mercados sean más receptivos y recuperen la confianza.

Las autoridades europeas fueron explícitas en mencionar que este paquete es excepcional para Grecia, y que no se debe tomar como modelo para rescates similares.

Sin embargo, la realidad es que la operación sienta un precedente y deja abierta la posibilidad para que se estructuren paquetes similares en el futuro. El riesgo es que si otro país llegara a niveles críticos de insolvencia, los mercados generen presión sobre las autoridades, forzándolas a soluciones similares. El precedente es un aspecto negativo para la calidad crediticia actual de otros países en la zona euro.

Por último, vendrá un difícil proceso de aprobación parlamentaria de nuevas facultades y recursos para el EFSF en varios países de la UE, especialmente en los más influyentes por tener calificación AAA: Alemania, Francia, Austria, Finlandia, y Holanda.

Dadas las respectivas agendas legislativas, no se espera que haya aprobación definitiva antes de septiembre. Lo anterior implica que los próximos meses seguirán siendo de tensión importante en los mercados, especialmente los de deuda soberana en Irlanda, Portugal, España e Italia.

El rescate de Grecia es un paso más en el camino de mayor integración europea, pero aún falta mucho por reformar y para resolver los problemas estructurales de la zona euro que se hicieron evidentes en esta crisis fiscal.

 

Andrés Pardo Amézquita

Gerente de Investigaciones Económicas de Corficolombiana

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado