¿Cuáles son las claves para escoger un posgrado?

Aumento de capital humano, proyección de una mejoría en sus ingresos y en su posicionamiento en el mercado laboral, los tres elementos que hay que tener en cuenta.

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
octubre 26 de 2013
2013-10-26 12:11 a.m.

¿Cuáles son las motivaciones que usted tendría para realizar un posgrado? La teoría del capital humano, desarrollada por Gary Becker, Premio Nobel de Economía de la Universidad de Chicago, permitiría dar una aproximación inicial a esta pregunta a través de tres puntos de vista, los que no necesariamente son excluyentes entre sí.

Bajo el primero de ellos, al tomar la decisión de realizar un posgrado, usted realiza una inversión en su capital humano, pues fortalecerá sus conocimientos y habilidades para desempeñarse en su campo. Presumiblemente esta inversión le ayudará a percibir un flujo de ingresos adicional a lo largo de su carrera profesional, al que tendría si no lo hubiese realizado.

Un segundo punto de vista establece que contar con un posgrado de una universidad de renombre le permite dar una señal creíble al mercado de ser un talento de alta calidad, puesto que en principio, solamente las personas más competentes son las que ingresan y se gradúan de estas universidades.

Un tercer punto de vista afirma que usted también podría decidir hacer un posgrado por su interés en los beneficios no pecuniarios de la educación. En otras palabras, usted no solo realiza un postgrado por motivos puramente económicos. Aprender es un placer en sí mismo, al igual que participar de la vida social de la universidad y ser parte de un ‘network’ incluso más allá del momento de la graduación.

No obstante, antes de realizar un posgrado, usted debería tener la mayor claridad posible en cuanto a cómo proyecta su carrera en el largo plazo. Esto no siempre es fácil, porque esta visión podría cambiar en el tiempo conforme usted adquiere experiencia, y crezca tanto en madurez como en el conocimiento en usted mismo. De todas maneras, al momento de tomar la decisión, usted debería tener claro si se visualiza como un especialista o como un generalista en su campo de interés.

Los especialistas se enfocan en desarrollar profundidad en un área de interés, en fortalecer sus conocimientos técnicos y en incrementar la destreza en actividades que típicamente requieren de una alta orientación hacia el detalle. Por el contrario, los generalistas procuran desarrollar una visión y un entendimiento amplio, en mantener la flexibilidad y versatilidad para moverse en diferentes ámbitos, y eventualmente para coordinar los diferentes grupos de especialistas. Por ejemplo, en la administración de empresas, si su visión consiste en ser un especialista en un área tal como mercadeo o finanzas, usted podría realizar una especialización o una maestría enfocada en su área de interés respectiva. Por el contrario, si su visión consiste en convertirse en un generalista, lo indicado sería realizar un MBA que le brinde este tipo de formación.

La siguiente variable que usted debe considerar es si hará un posgrado de tiempo completo o de tiempo parcial. En la práctica cada opción tiene ventajas y desventajas. Un posgrado de tiempo completo presumiblemente permitirá que usted se concentre en estudiar cada uno de los temas del programa a profundidad y dedicar plenamente su tiempo a realizar las asignaciones correspondientes.

No obstante, si usted ha dejado a su empleador sin ningún compromiso de regresar, tendrá que dedicar un tiempo y esfuerzo importante a la búsqueda de trabajo. Los testimonios de muchos profesores de posgrado sugieren que los estudiantes podrían incluso terminar invirtiendo más tiempo en la búsqueda del nuevo trabajo que en sus estudios.

La recomendación cuando usted toma esta decisión es seleccionar a una universidad que tenga una trayectoria reconocida en su capacidad para ubicar a sus estudiantes una vez estos terminen el postgrado. De hecho, en los programas de administración de negocios (MBA), esta capacidad se convierte en una de las variables claves para determinar la satisfacción de los estudiantes y en últimas, para determinar la posición de las universidades en los rankings internacionales.

Si usted decide realizar un posgrado de tiempo parcial, el programa le debería brindar la flexibilidad suficiente para cumplir con sus obligaciones laborales. Antes de iniciarlo, asegúrese de discutir con su empleador los compromisos que usted tendrá que asumir y llegue a acuerdos que puedan mantenerse durante la duración de los mismos. Aún más importante, logre estos acuerdos con su cónyuge y su familia. Prepárelos en cuanto a la dedicación de tiempo que el programa requerirá, y hable abiertamente de los sacrificios que esto va a significar.

Finalmente, tendrá que tomar la decisión de si el programa lo realizará con una universidad local o con una universidad internacional. En el pasado, si su decisión era hacer un programa internacional, implicaba que usted tendría que establecerse en otro país durante la realización del programa, el cual típicamente era de tiempo completo. En la actualidad, el mercado permite más alternativas.

Es una tendencia que las universidades locales tengan alianzas con universidades internacionales que permitan dar mayor flexibilidad y opciones a los estudiantes, sin tener que establecerse de manera permanente en otro país. Las alternativas más extremas permiten pasar cada trimestre en un lugar distinto del mundo antes de graduarse.

En cualquier caso, la recomendación consiste en que idealmente el programa que usted seleccione tenga un componente de exposición internacional. Quizás el gran contendor en esta dimensión son los programas en línea, dado que estos no tienen restricciones en cuanto al número y ubicación geográfica de los estudiantes. Si bien aún su reputación a nivel de postgrado está en proceso de formación, las tendencias sugieren que estos programas cada vez ganan más aceptación. Y al menos al nivel de la educación continuada, atraen cada vez más a celebridades reconocidas del mundo académico.

Por ejemplo, Robert Schiller, profesor de la universidad de Yale y uno de los ganadores del premio Nobel de Economía de este año por su reconocimiento como el padre de la rama de Behavioral Finance, dictará en febrero del 2014 su célebre curso de “Mercados Financieros” en Coursera, el MOOC de la Universidad de Stanford. Y este curso será gratis.

Rafael Ortega

Managing Principal

Leadership & Talent Consulting

Korn/Ferry International

Región Andina

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado