Para qué la tecnología

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
diciembre 10 de 2014
2014-12-10 03:02 a.m.

En un país como Colombia la tecnología sirve para dos aspiraciones fundamentales: Alcanzar un nivel de desarrollo socioeconómico avanzado, competitivo y sostenible; y eliminar la pobreza para consolidar la paz.

En 1961, cuando tomó el poder Park Chung-Hee -a quien no admiro por su autoritarismo asfixiante, pero sí por su visión tecnológica y determinación para sacar a su país de la pobreza- lideraba una Corea desposeída de recursos naturales; expoliada por el imperio japonés durante cuatro décadas; destruida por la Guerra de Corea; más pobre que la mayoría de países africanos.

Para entonces el PIB per cápita de Corea era de US$ 72 y el presidente Park estaba decidido a alcanzar el desarrollo económico para que su país no dependiese, ni de sus vecinos, históricamente hostiles, ni de la ayuda extranjera.

Lo interesante del caso coreano es cómo lograron transformarse. La clave, según estudiosos coreanos, está en que Park focalizó los esfuerzos. Seleccionó industrias con vocación exportadora; creó el Ministerio de Ciencia y Tecnología; le otorgó poderes superiores a los de los ministerios de planeación y de industria; y le asignó la responsabilidad de asimilar tecnologías importadas. Adicionalmente, fortaleció las universidades y creó institutos de investigación aplicada para las industrias estratégicas seleccionadas.

Park fue asesinado en 1979. Para entonces sus políticas sobre tecnología e industrialización enfocada a exportaciones estaban embebidas en la cultura coreana y dando resultados concretos.

Corea es ejemplo a seguir. Inicialmente, los coreanos se enfocaron en petroquímica y siderúrgica como industrias estratégicas; posteriormente en astilleros navales y fabricación de automóviles; luego en electrónica, información y comunicaciones.

Hoy Corea tiene el complejo petroquímico más importante de Asia, y a nivel mundial es el primer productor de barcos y dispositivos electrónicos móviles.

Los colombianos, que tenemos recursos y somos creativos y resilientes, también podemos lograrlo. Pero no con un líder autoritario como Park, sino con uno estudioso, visionario, disciplinado y respetuoso.
Andrés Mantilla

Director del Instituto Colombiano del Petróleo


Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado