La transición energética

McCain y Obama proponen independizar la demanda energética en E.U. para evitar tratar con proveedore

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
noviembre 04 de 2008
2008-11-04 07:43 p.m.

En su debate del 7/10/08, Obama y McCain convinieron en independizar la demanda energética estadounidense del petróleo externo para evitar tratar con proveedores hostiles o poco confiables como Irán, Venezuela y Rusia.

Obama propone lograr la independencia energética en 10 años con un programa federal de 15.000 millones de dólares para desarrollar 'fuentes alternativas'. McCain aboga por energía nuclear y exploración petrolera marítima.

Hay consenso entre los estrategas del ramo sobre la ineluctable substitución del petróleo por otras fuentes en 2 ó 3 décadas. Este proceso es conocido como la 'transición energética'. Aún subsisten grandes vacíos por llenar, pero no caben dudas sobre el desenlace. Militan imperativos geopolíticos, como los aludidos por los dos candidatos, y una realidad económica a la vista.

Ya ha sido extraído un tercio de las reservas petroleras del planeta: más de 900.000 millones de barriles, de un total hipotético no superior a 2,8 billones (2.8x1012), incluidas aquellas aún por descubrir (¿otros 900.000 millones?), y de acceso técnicamente difícil (gran profundidad, altamar...), pero sin tener en cuenta arenas mezcladas con brea, como en Canadá.

De unas y otras, y de los yacimientos bituminosos del Orinoco venezolano y afines, sale un crudo caro y de menor 'combustibilidad'. Dadas la descoordinación comercial de la Opep y caída productiva en zonas 'seguras' (Estados Unidos, Mar del Norte y México), y sin valorar las interesantes perspectivas brasileñas y la recuperación de la industria petrolera irakí, la oferta mundial parece llamada a declinar antes de finalizar esta década (Jean-Paul Rodrigue, The Geography of Transport Systems, 2007).

Más aún: con la pérdida de participación del petróleo de procedencia 'segura', la oferta se concentrará en Medio Oriente, en donde yace el 64 por ciento de las reservas mundiales y que, hasta hace tres décadas, producía más de la mitad del crudo mundial.

Allí se originaron los dos primeros shocks petroleros (1973-74, guerra de Yom Kippur; 1979-80, revolución iraní e inicio de la guerra Irán-Irak).

El tercero (desde fines del 2003) guarda relación con la actual guerra de Irak, pero también con el difícil balance entre oferta y demanda, y la persistente desvalorización acumulada del dólar de Estados Unidos. Por ello, conviene voltear la página.

¿Con qué susbstitutos? Son principalmente tres: energía nuclear 'limpia', 'carbón de tecnología limpia' y bioenergía 'eficiente', incluidos algunos biocombustibles (etanol de caña, determinada biomasa), pero excluidos otros, como el etanol de maíz.

También: energía hidroeléctrica, gas natural 'seguro' (no ruso), energías renovables (solar, eólica, de mareas...) y cambios tecnológicos en los tres mercados usuarios, térmico, industrial y de transporte.

Estos irán desde el carro eléctrico con amplio radio de acción hasta la 'captura' del dióxido de carbono en plantas termoeléctricas o la gasificación del carbón. Si solo quedan 20 ó 30 años para exportar petróleo ¿cuáles son su cantidad y precio 'óptimos' de venta?

Estados Unidos insta a Irak a volver a exportar grandes volúmenes para 'suavizar' la transición. Los exportadores, desde su punto de vista, deben cobrar 'lo más posible' sin acelerarla.

Cada cual consultará sus intereses, calidad de crudo y... bola de cristal.

tomasuribemosquera@cable.net.co

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado