Transparencia en la industria farmacéutica

El porcentaje de encuestados del Barómetro Global de Corrupción 2013, que en varios países latinoamericanos percibe los servicios de salud y médicos como corruptos y altamente corruptos, es superior al 50 por ciento. En el caso colombiano, es del 63 por ciento.

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
agosto 18 de 2014
2014-08-18 09:37 p.m.

De acuerdo al Barómetro Global de la Corrupción 2013, de Transparencia Internacional, el porcentaje de encuestados que en varios países latinoamericanos percibe los servicios de salud y médicos como corruptos y altamente corruptos, es superior al 50 por ciento. En el caso colombiano, es del 63 por ciento.
En el sector farmacéutico y de la salud se agravan las consecuencias de la corrupción, pues expone de manera directa la salud y la vida de los individuos. Por ser la salud un derecho fundamental, el acceso a medicamentos tiene que estar sujeto a políticas públicas que exijan solidez y transparencia en los sistemas farmacéuticos para reducir los riesgos de corrupción que puedan impedir este acceso.
En el 2012, el gasto total global en salud fue de 7,2 trillones de dólares; un estudio de Transparencia Internacional en el 2013 estimó que entre el 10 y el 25 por ciento de ese gasto global se perdió, debido a la corrupción. Es claro que los productos farmacéuticos son elementos indispensables de los sistemas de salud.
La Organización Mundial de la Salud (OMC), considera que un tercio de la población mundial carece de acceso regular a medicamentos esenciales. La falta de transparencia afecta también la inversión extranjera del sector y los volúmenes destinados a ayuda sanitaria.
Transparencia Internacional, publicó en el Working Paper 01/ 2013, cómo en los países donde hay más soborno es mayor el número de mujeres que mueren después del parto. La relación del ejemplo se mantenía en los años 2010, 2011 y 2013.
Uno de los mayores desafíos para la industria farmacéutica desde una perspectiva de riesgo de corrupción, es el alto grado de asimetría de información. Por ejemplo, las compañías farmacéuticas saben más acerca de sus productos que los proveedores de servicios que los adquieren o los médicos que las prescriben.
De hecho, un punto de reiterada atención sobre la corrupción en las prácticas de comercialización y en las relaciones de la industria con la educación de los profesionales de la salud se refiere precisamente a los conflictos de interés que distorsionan las prescripciones médicas.
En este aspecto, la línea que separa a la industria de los médicos, es un área gris particularmente susceptible de corrupción. La revista Fraud Magazine, de agosto del 2013, sobre riesgos de soborno en la industria farmacéutica en la región, destacó cómo muchos de esos conflictos de interés se generan, por ejemplo, con honorarios que paga la industria a profesionales de la salud, apoyo que brinda a conferencias médicas organizadas por terceros, ofrecimiento de patrocinios y becas educativas y de investigación, donaciones, contratos de consultoría de profesionales de la salud y la misma contratación de agentes.
El Departamento de Justicia de Estados Unidos destacó como riesgos de corrupción más comunes sobre las actividades de las empresas del sector farmacéutico que operan en el extranjero, los pagos de soborno a ministerios de salud para obtener contratos, viajes y atenciones a médicos y terapistas que administran hospitales estatales, contribuciones a iniciativas de caridad respaldadas por funcionarios públicos con poder de decisión en los procesos de compra de estos productos.
La gran interconexión de la industria y el gobierno durante todo el ciclo de vida de los productos farmacéuticos, antes y después de las pruebas clínicas, regulación de precios, manejo de patentes, involucramiento de autoridades aduaneras, organismos reguladores, ministerios de salud, autoridades locales puede conducir al ejercicio inapropiado del lobby y la captura de los reguladores con sobornos y corrupción.
Si bien la industria farmacéutica se encuentra, cada vez más, sometida a leyes y normativas en relación con sus actividades educacionales, promocionales y en el campo de la investigación, la práctica de influenciar las decisiones de los médicos con estadías en hoteles de lujo, regalos y recompensas monetarias ha disminuido en Europa y América del Norte, debido a legislaciones estrictas como el Sunshine Act, en Estados Unidos, y a sistemas de autorregulación exigentes como códigos de conducta de asociaciones internacionales de la industria, miembros asociados que han tomado auge a nivel internacional, así como pautas de comportamiento para empresas relacionadas con la ética de comercialización y asociaciones de profesionales médicos.
Sin embargo, en el entorno latinoamericano subsisten bajos niveles de regulación; se requieren, en general, normas gubernamentales más estrictas. Es importante trabajar en su acatamiento y en derivar consecuencias para quienes las infringen.
En la última semana de julio del año en curso, la red de profesionales de ética y cumplimiento de la industria farmacéutica y dispositivos médicos, convocó al segundo Congreso Latinoamericano de Compliance para la industria, con el propósito de abordar una temática clave para la sostenibilidad del sector y de su entorno en la región: ética y anticorrupción. El simple hecho de congregar en este evento una significativa participación de presidentes, directivos empresariales y gremiales, indica que el tema ha cobrado un lugar importante en la agenda y que la industria está dispuesta a abordar el debate sobre aspectos aún muy controversiales en Latinoamérica.
Tratándose de un sector dueño de información privilegiada, un actor determinante en la cadena de suministro de los sistemas de salud, un ramo en búsqueda de alianzas y socios locales en la región, su capacidad de innovación también se pone a prueba a la hora de definir acciones para fomentar integridad y ejercer su liderazgo hacia la construcción de confianza.

Alma Rocío Balcázar
Miembro individual de Transparencia Internacional.

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado