‘El transporte urbano del país crea injusticia social’

El ejecutivo colombiano Luis Enrique Moreno Cortés, director del Instituto del Transporte de Querétaro (IQT), explica el sistema creado en esa ciudad, en donde los transportadores se unieron para formar una sola empresa, con diferentes rutas, y acabar con la guerra del centavo en las calles.

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
marzo 12 de 2015
2015-03-12 03:39 a.m.

El ingeniero civil de la U. del Norte, de Barranquilla, y magister en ingeniería de tránsito y transporte de la U. del Cauca, Luis Enrique Moreno Cortés es uno de tantos colombianos destacados en el exterior.

Pero a diferencia de muchos, Moreno no tiene un cargo envidiable: maneja el tránsito de la ciudad de Querétaro, (México), considerado uno de los centros urbanos de mayor crecimiento en ese país. Tiene a su cargo la misión de ordenar el tránsito con visión de futuro. Y a juzgar por los comentarios de los queretanos, Cortés lo está logrando. Portafolio habló con él.

¿Por qué es tan difícil implementar proyectos de transporte urbano?

El problema es que los proyectos se han enfocado más en los ingresos que en los costos de operación. Hay que recordar que ingresos es igual a costos más utilidad. Si se baja la ganancia, es necesario trabajar en menores costos.

¿Qué es lo que está fallando en Colombia?

Se está impulsando la informalidad de manera impresionante, como reflejo de que el país se preocupa por hacer justicia a la utilidad de los empresarios y no en los costos.

Cuando la tarifa se sube y la gente necesita moverse, entonces aparece la informalidad. Es más, a veces sacrifica un trabajo porque le toca tomar dos o tres buses para llegar. Sacrifica estudio, y va a una escuela de menor calidad porque el costo del transporte es alto. Esa injusticia social no la vemos y seguimos alimentándola.

¿Y qué hacer?

Hay que trabajar en la reducción de los costos de operación de los sistemas formales de transporte urbano. No podemos seguir girando en el círculo vicioso de que ‘no me suben las tarifas si no mejoro el servicio, y no mejoro el servicio porque no me suben la tarifa’. Aquí en Querétaro, el parque de buses urbanos acumulaba diariamente 300.000 kilómetros, guerriándose un pasajero.

¿Y qué hicieron?

Reunimos a todos los transportadores y optimizamos las rutas para que cada bus hiciera un recorrido de manera eficiente, sin tener que pensar en sus ingresos. El dinero recaudado por pago de pasaje entra a una bolsa. La optimización de costos lleva a que los conductores de los buses no compitan por un pasajero, sino por prestar un servicio eficiente. De esa manera, la gente usa el transporte y eso hace que los ingresos mejoren, al tiempo que los costos se reducen debido a la eficiencia en la operación.

¿Cómo administran los ingresos?

El dinero recaudado por pasajes, en efectivo o en tarjetas, va a un fideicomiso. El ingreso de los dueños de los buses es proporcional al número de unidades que tengan.

¿Cuáles han sido los resultados?

Con el mismo ingreso, el total de los buses solo recorre 220.000 kilómetros al día, y no 300.000 como sucedía antes. Con el sistema anterior, se movilizaban un promedio 1,9 pasajeros por kilómetro, y ahora movemos 2,4 pasajeros, sin incrementar tarifas. Eso bajó los costos de operación por menor número de buses en las calles, reducción del consumo de combustible y menos conductores para el mismo número de pasajeros. Recibimos toda clase pago, es decir, en efectivo y tarjetas que se pueden recargar en cualquier tienda.

Cuando una persona decide subirse a un bus, pero no tiene una tarjeta y no le reciben efectivo o no tiene dónde comprarla, lo más seguro es que tome un transporte informal.

CÓMO EVITAR LA PUJA ENTRE EMPRESARIOS

“La torta debe repartirse entre todos los empresarios del sector. Eso permite que se dediquen a prestar un servicio. Esta es una sola empresa que maneja todas las rutas y que involucra a la totalidad de los empresarios, desde el más grande hasta el más pequeño. De esa manera llegamos a una ecuación de equilibrio entre todo el sistema. Todos trabajan para una misma causa, que beneficia a los usuarios y a los transportadores.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado