Ricardo Ávila
brújula

El ajuste continúa

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
Opinión
POR:
Ricardo Ávila
abril 10 de 2016
2016-04-10 03:50 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

La semana pasada, volvió a ser otro periodo de altibajos para el mercado de hidrocarburos. Tras un arranque estable, las noticias sobre la falta de acuerdo entre los grandes productores llevaron las cotizaciones a la baja, pero estas volvieron a subir cuando se supo que los inventarios en Estados Unidos cayeron, en contra de las expectativas de los analistas que confiaban en un aumento.

Como consecuencia, el precio de la variedad Brent –que es la que más le interesa a Colombia– se ubicó apenas por debajo de los 42 dólares el barril. Si bien dicho nivel todavía es bajo, en comparación con los registros de un par de años atrás, no hay duda de que frente a los mínimos observados en febrero, el repunte es notorio y supera guarismos del 50 por ciento.

Y aunque nadie sabe a ciencia cierta qué viene, cada vez son más los expertos que pronostican que la recuperación de los precios va a seguir. El motivo es que el bombeo de crudo sigue disminuyendo, por lo cual cada vez está más cerca el anhelado equilibrio entre la oferta y la demanda global.

Adicionalmente, persisten las advertencias sobre eventuales cuellos de botella en el abastecimiento. El motivo de esas proyecciones es que la actividad exploratoria desciende a pasos acelerados. Un reporte reciente mostró, por ejemplo, cómo las compañías más grandes han optado por destinar su liquidez al pago de dividendos y, a cambio, recortan sus inversiones de búsqueda de mayores reservas.

Otros indicadores son significativos. En Estados Unidos, en donde la producción interna saltó por cuenta del uso de técnicas de explotación no convencionales, los síntomas de depresión no terminan. Un reporte de la firma Baker Hughes, mostró que la cantidad de plataformas de perforación activas en ese país bajó a 354 la semana pasada, un número que dista de las 1.609 contabilizadas en el 2014.

Debido a esa contracción, todo apunta a que una vez el rendimiento de los yacimientos que están en producción disminuya, no habrá cómo sustituir esa caída. En efecto, el aporte norteamericano al mercado mundial empezará a bajar, corrigiendo uno de los factores de mayor perturbación reciente. Y aunque nada de eso sucederá de la noche a la mañana, se empieza a ver la luz al final del túnel.

ricavi@portafolio.co
Twitter: @ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado