Ricardo Ávila
brújula

A guardar esa platica

Nadie se imaginaba que el fallo de un tribunal de arbitramento le iba a generar a la nación una entrada de recursos extraordinaria.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
agosto 30 de 2017
2017-08-30 08:13 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Nadie, ni siquiera los funcionarios optimistas, se imaginaba hace unas cuantas semanas que el fallo de un tribunal de arbitramento le iba a generar a la nación una entrada de recursos extraordinaria por casi 4,7 billones de pesos. La suma no está lejos de lo que debería producir la reforma tributaria que aprobó el Congreso a finales del año pasado, ante lo cual se escuchan voces en el sentido de que la inversión pública debería subir y más en estas épocas en las cuales la estrechez es la norma.

Sin embargo, así la idea suene tentadora, aquí lo que debe primar es la cautela. La razón es que los dineros recibidos de Comcel y Colombia Telecomunicaciones –que ascienden a 4,1 billones de pesos después de cruzar cuentas con la capitalización que hizo el Estado de la segunda– no son de libre disponibilidad. Es cierto que el monto alivia la posición de caja de la Tesorería, pero más vale no hacer números alegres.

El motivo principal es que las empresas mencionadas mantienen abiertas sus opciones, en el sentido de demandar la sentencia del tribunal de arbitramento que las obligó a pagar la billonaria suma. Todo apunta a que en cuestión de semanas será radicado el alegato en el Consejo de Estado, al cual se sumaría un proceso legal en las instancias internacionales apropiadas.

Más allá de que haya quienes piensen que el caso es imperdible, lo peor que podría pasar es que esta o futuras administraciones decidan gastarse la plata sin prepararse para un escenario adverso. Basta imaginarse qué pasaría si la nación es obligada a devolver más de 1.500 millones de dólares de un momento a otro, sin que posiblemente las mismas empresas a las que se les obligó a girar casi de contado una cuantía enorme estén tentadas a dar el trato amigable que no recibieron.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado