Ricardo Ávila
brújula

¿Café robotizado?

Quien lea la noticia entregada ayer por la Federación Nacional de Cafeteros, con respecto a la recepción de 64 propuestas orientadas a optimizar la recolección del grano, no dejará de preguntarse si los días de las chapoleras están contados.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
octubre 18 de 2017
2017-10-18 10:29 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Quien lea la noticia entregada ayer por la Federación Nacional de Cafeteros, con respecto a la recepción de 64 propuestas orientadas a optimizar la recolección del grano, no dejará de preguntarse si los días de las chapoleras están contados. Tal es el nombre que reciben en el antiguo Caldas y el norte del Valle las mujeres que se dedican a escoger los frutos rojos, cuyo proceso garantiza la calidad del tinto colombiano.

No obstante, falta un largo proceso antes de definir un camino distinto al tradicional, a la hora de recoger la cosecha. Para comenzar, las iniciativas deben ser viables desde el punto de vista de los costos, además de mostrar su aplicación práctica. Por ejemplo, se puede pensar en una mecanización, pero ello no garantiza que los aparatos que se usan puedan moverse en cañadas y laderas, para no hablar de la necesaria homogeneidad en los frutos que se recolecten.

Los que saben del tema señalan, además, que a diferencia de naciones cultivadoras de café como Brasil, Colombia se caracteriza por tener épocas de floración distintas que responden a los regímenes de lluvia y sol en diferentes puntos de la geografía nacional. Debido a ello, no hay una sola cosecha, sino muchas, más allá de que existan picos de producción en distintos meses.

Aun así, es indudable que contar con una buena oferta de mano de obra es cada vez más difícil. El trabajo no solo es duro, sino que exige destreza, ante lo cual muchos prefieren conseguir su sustento en las áreas urbanas. La llegada de venezolanos disminuyó los cuellos de botella en meses recientes, pero ese es un fenómeno atípico.

Debido a ello, hace bien la Federación en comenzar a estudiar opciones. Pensar que los robots sustituirán a las chapoleras puede sonar inconcebible, pero no hay duda de que es necesario mirar el futuro con ojos abiertos.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado