Ricardo Ávila
brújula

Con menos entusiasmo

Uno de esos termómetros infalibles a la hora de tomarle la temperatura al clima de los negocios es el de la inversión extranjera directa.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
junio 07 de 2017
2017-06-07 10:59 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Uno de esos termómetros infalibles a la hora de tomarle la temperatura al clima de los negocios es el de la inversión extranjera directa. En tal sentido, el reporte dado a conocer ayer por la Unctad –un organismo adscrito a las Naciones Unidas– no deja duda sobre cierta ola de frío que impacta en el ánimo de las empresas que desean emprender proyectos en diferentes latitudes.

De acuerdo con el informe, el año pasado el flujo de capitales para propósitos como adquisición de negocios, expansión de industrias u otro tipo de emprendimientos llegó a 1,75 billones de dólares en todo el planeta. La suma es importante, pero se encuentra 2 por ciento por debajo de lo registrado en el 2015, con lo cual se demuestra que el entusiasmo es cosa de otros tiempos.

El bajón fue especialmente significativo en el caso de las economías emergentes, hacia las cuales los flujos descendieron 14 por ciento. De igual proporción fue la disminución en América Latina, en donde la suma ingresada llegó a 142.000 millones de dólares y cuatro de las cinco economías más grandes recibieron menos dinero que antes.

En medio de ese contexto, llamó la atención que Colombia acabó siendo uno de los pocos lugares de la región que mostraron una mejoría. De acuerdo con las estadísticas, el monto de la inversión extranjera directa en el 2016 ascendió a 13.593 millones de dólares, 16 por ciento más que el año previo.

Mantener ese ritmo será, sin embargo, imposible. No solo las cifras de los meses pasados muestran que el volumen de recursos que llega es menor, sino que el ambiente global es todavía difícil. La Unctad señala que en el 2017 debería tener lugar una nueva contracción, entre otras razones, porque hay más elementos de incertidumbre que antes, sobre todo, en el campo político.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado