Ricardo Ávila
Brújula

Cuentas que se contradicen

No solo la población ocupada llegó a 22,7 millones de personas, sino que el incremento de un año a otro ascendió a 489.000 individuos.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
mayo 31 de 2017
2017-05-31 10:30 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Ayer el Dane volvió a sorprender a los analistas con su reporte concerniente a la marcha del mercado laboral en Colombia durante abril. De acuerdo con la entidad, la tasa de desempleo a nivel nacional cayó a 8,9 por ciento, el menor guarismo para dicho periodo desde cuando se llevan estadísticas mensuales sobre el tema.

Tras el informe, llegaron los comunicados oficiales en tono de celebración. No solo la población ocupada llegó a 22,7 millones de personas, sino que el incremento de un año a otro ascendió a 489.000 individuos, que es un salto particularmente notorio.

Sin embargo, lo sucedido se ve raro, por varios motivos. Para comenzar, la economía anda a un ritmo muy lento, como lo comprobó una expansión de apenas 1,1 por ciento en el Producto Interno Bruto en el primer trimestre. Bajo esa realidad, generar nuevas vacantes parece algo titánico.

Adicionalmente, la foto correspondiente a las 13 capitales y áreas metropolitanas más grandes del país no es buena en absoluto. En este caso, el desempleo aumentó, en lugar de caer, pues pasó de 9,1 a 10,7 por ciento, mientras que se presentó un alza en la cantidad de desocupados.

Puesto de otra manera, la buena nueva del mercado laboral es atribuible exclusivamente a las ciudades intermedias y pequeñas, al igual que a las zonas rurales. Fueron estas las responsables de más de medio millón de plazas adicionales en el mes, lo que equivale a un aumento cercano al 5 por ciento.

Semejante comportamiento, exige mejores explicaciones para despejar suspicacias. En el entretanto, no faltarán los escépticos que al mirar las estadísticas se encarguen de recordar el conocido refrán según el cual ‘de eso tan bueno, no dan tanto’.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado