Ricardo Ávila
brújula

Difícil de replicar

Uno de los pocos sectores en los que la economía nacional puede mostrar una evidente recuperación durante el 2017, es el de las exportaciones.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
diciembre 03 de 2017
2017-12-03 04:55 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Uno de los pocos sectores en los que la economía nacional puede mostrar una evidente recuperación durante el 2017, es el de las exportaciones. Según se desprende del reporte que entregó el Dane el viernes, vamos a superar con holgura el guarismo del año pasado, que fue de 31.394 millones de dólares.

El motivo es que el acumulado de enero a octubre va en 30.067 millones de dólares. Si se mantiene el promedio de esos primeros diez meses, la suma final superaría los 36.000 millones. Como consecuencia, el saldo en rojo de la balanza comercial mostrará una reducción importante, clave para corregir en parte el desequilibrio de las cuentas externas del país, que en su momento hizo disparar las alarmas de los observadores internacionales.

Aun así, no faltará quien señale que estaremos todavía lejos de la marca histórica del 2012, cuando las ventas al exterior llegaron a 60.125 millones de dólares. El motivo es que las condiciones actuales son muy diferentes a las de esa época, comenzando por los precios de los hidrocarburos.

Es verdad que la cotización del petróleo ha mostrado una recuperación importante, pues desde hace varias semanas se mantiene por encima de los 60 dólares el barril, en el caso de la variedad Brent. Sin embargo, nadie cree que esté cercano el día en el cual el valor del crudo se acerque a los niveles observados durante la época de la bonanza. Puesto de otra manera, hay que celebrar el repunte, pero no hacer cuentas alegres.

Además, salta a la vista que la mejora en las cifras de las exportaciones dista de ser uniforme. Y es que mientras los combustibles y los productos de las industrias extractivas suben 28 por ciento hasta octubre, las manufacturas apenas aumentan en menos de 2 por ciento. A su vez, los bienes agropecuarios y los alimentos muestran un repunte del 15 por ciento.

Lo anterior quiere decir que seguimos dependiendo de los mismos renglones de siempre. Lejos de tomar la posta, las demás categorías siguen rezagadas a la hora de conquistar nuevos mercados. Así, el salto de este año es bueno, pero en el 2018 será difícil de replicar.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado