Ricardo Ávila
brújula

Escenario distinto para el dólar

En el intermedio, las autoridades comienzan a preocuparse por la aparición de un escenario que no estaba en las cuentas.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
abril 11 de 2018
2018-04-11 08:54 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Cuando a comienzos de año quedó claro que la tendencia al alza en los precios del petróleo tenía fundamentos más sólidos de lo que se creía unos meses atrás, los analistas afirmaron que el peso colombiano se movería entre corrientes opuestas. De un lado, las políticas de Donald Trump apuntaban a un fortalecimiento del dólar. Del otro, la mayor entrada de divisas señalaba cierto debilitamiento del billete verde, por lo cual la mayoría de las apuestas se concentraron en un panorama de relativa estabilidad.

Debido a ello, nadie pronosticó realmente un escenario como el de los últimos días, en los cuales la divisa estadounidense se acerca hacia los 2.700 pesos. El alza en las cotizaciones del crudo, que está en su punto más elevado desde mediados del 2015, es el factor principal. El temor ante las consecuencias de un ataque liderado por Estados Unidos para castigar el régimen de Siria, llevó el barril de la variedad Brent a cerca de 72 dólares ayer.

No obstante, ese elemento no es el único. Los especialistas señalan que los ingresos de capitales foráneos a Colombia muestran una buena dinámica. En algunos casos, se trata de traer fondos con el fin de pagar la primera cuota del impuesto de renta, mientras que en otros abarca la compra de títulos de renta fija y variable, al igual que operaciones de inversión extranjera directa. A lo anterior se agrega la dinámica de las remesas de los emigrantes.

También puede haber en los movimientos observados, algún elemento especulativo. La experiencia sugiere que el mercado cambiario tiende a sobrerreaccionar cuando suceden hechos que no estaban en el radar de nadie. Por tal motivo, el consejo más escuchado dice que lo mejor es responder con cautela.

En el intermedio, las autoridades comienzan a preocuparse por la aparición de un escenario que no estaba en las cuentas. Mayores ingresos petroleros son buenos, pero la revaluación del peso es un dolor de cabeza que puede traer consecuencias indeseables, si en lugar de ser puntual se vuelve permanente.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado