Ricardo Ávila
brújula

Ese apetito no disminuye

Si de condiciones objetivas se trata, los títulos de deuda emitidos por los países emergentes deberían ser menos atractivos ahora.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
enero 11 de 2018
2018-01-11 07:11 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Si de condiciones objetivas se trata, los títulos de deuda emitidos por los países emergentes deberían ser menos atractivos ahora. A fin de cuentas, los últimos meses trajeron consigo una oleada de rebajas en notas otorgadas por parte de las firmas calificadoras de riesgo que afectó, incluso, a Colombia.

Sin embargo, el apetito de los inversionistas continúa firme. El pasado 3 de enero, México cubrió todas sus necesidades financieras del 2018 con una venta de bonos por 3.200 millones de dólares, que atrajo ofertas por 4,7 veces ese valor. Un día más tarde, el turno fue para Argentina, que colocó papeles por 9.000 millones de dólares, frente a un apetito de 2,4 veces ese monto.

Ambos casos son significativos porque se trata de países que no las tienen todas consigo. El primero sigue en la mira de Donald Trump y contempla como una posibilidad real que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte sea denunciado por Washington. El segundo no cuenta con grado de inversión y ha incumplido pagos en más de una oportunidad, así el gobierno de Mauricio Macri sea partidario de la ortodoxia.

Para los analistas, lo ocurrido es una demostración de que sigue habiendo suficiente liquidez en el mercado internacional. Debido a ello, los rendimientos exigidos son los más bajos desde el 2014, cuando la solidez de muchos emergentes era mayor.

Tales consideraciones son importantes también en Colombia. El motivo es que más allá de las operaciones en divisas previstas para el futuro cercano, los principales tenedores de TES denominados en pesos son firmas venidas de afuera. Al finalizar diciembre, el portafolio de dichos títulos en manos extranjeras ascendió a 67,7 billones de pesos, un 26,6 por ciento del total en circulación.

Dicho monto es superior en 18 por ciento al del cierre del 2016. Puede ser que la confianza de los colombianos en el país haya disminuido, pero es evidente que la de los inversionistas foráneos lejos de aflojar, sigue.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado