Ricardo Ávila
brújula

Estamos advertidos

Hay consenso entre los analistas de diversas latitudes, con respecto a que el Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos aumentará la tasa de interés que les cobra a las entidades financieras de ese país por darles liquidez temporal.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
octubre 24 de 2017
2017-10-24 09:15 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Hay consenso entre los analistas de diversas latitudes, con respecto a que el Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos aumentará la tasa de interés que les cobra a las entidades financieras de ese país por darles liquidez temporal. El reajuste tendría lugar en diciembre y forma parte de la política de regreso a la normalidad que mueve a la entidad, tras haber superado la emergencia que dejó la crisis hipotecaria de finales de la década pasada.

La perspectiva de un alza en el costo de los recursos en dólares tiene impacto en decenas de países. Debido a ello, el banco Morgan Stanley examinó cómo le iría a una serie de economías, entre las cuales está Colombia.

El veredicto es que somos los más vulnerables de la región, por encima de México, Argentina y Brasil. Aunque se advierte que, en general, los peligros son ahora menores que a comienzos del año, hay luces amarillas que vale la pena tener en cuenta.

Para comenzar, está el volumen de la deuda externa, que ascendió a 121.618 millones de dólares a finales de julio, de acuerdo con el Banco de la República. El servicio de esas acreencias (de las cuales el 58 por ciento corresponde al sector público y el saldo al privado), indudablemente aumentará de manera significativa, si los intereses mantienen su tendencia al alza.

Contar con las divisas para pagar los créditos contratados o los bonos emitidos en el exterior se vuelve motivo de preocupación. Debido a ello, los observadores se preocupan por el nivel de nuestro déficit externo, por el monto de las reservas internacionales o por los títulos emitidos internamente que están en manos de inversionistas extranjeros.

Y aunque el examen no prende una alerta roja, es claro que estamos bajo observación. Por tal motivo, es mejor subir la guardia para no tener dolores de cabeza, a sabiendas de que las deudas en dólares serán más caras.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado