Ricardo Ávila
brújula

Los puntos sobre las íes

No cesa la polémica entre los interesados en el paro convocado por Acdac que afecta las operaciones de Avianca.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
octubre 08 de 2017
2017-10-08 05:12 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

No cesa la polémica entre los interesados en el paro convocado por Acdac que afecta las operaciones de Avianca, tras la determinación del Tribunal Superior de Bogotá de declarar como ilegal el cese de actividades. Mientras la aerolínea y los usuarios celebraron el fallo, los sectores sindicales y de izquierda criticaron la determinación judicial que eventualmente será confirmada o revisada por la sala laboral de la Corte Suprema de Justicia.

En el entretanto, el precedente que se sienta es clave, pues traza linderos que son muy importantes. El primero, es que el derecho a la huelga no puede afectar la prestación de un servicio público esencial. “Están los derechos de los trabajadores, pero también están los derechos fundamentales de la comunidad”, afirmó el magistrado Eduardo Carvajalino.

No menos destacable es el señalamiento sobre la manera en que se tomó la decisión, lo cual tiene que ver con la convocatoria hecha a los trabajadores. La jurisprudencia plantea hacia el futuro que solo un número lo suficientemente amplio de empleados es el habilitado para que se suspendan las labores.

Un elemento adicional que deberá ser examinado en una nueva instancia es qué sucede cuando se desconoce una sentencia. El desacato, supuestamente, habilita a la aerolínea para tomar medidas disciplinarias, con el acompañamiento del Ministerio del Trabajo, pero cualquier paso que se dé, muy probablemente, será objeto de más controversias y demandas, que necesitan dirimirse.

Lo anterior está relacionado con la polémica sobre sí una apelación suspende los aspectos centrales de un veredicto. Es de suponer que más allá de que los hechos tomen un curso u otro, la Corte estará obligada a poner puntos sobre las íes, lo cual servirá para definir si determinadas medidas acabaron siendo interpretadas correctamente o no.

En cualquier caso, lo que está en juego es fundamental. El aumento en la conflictividad social y el ejercicio del derecho a la protesta vienen en aumento. Ahora, lo importante es trazar límites que acaben con las zonas grises que hoy son las norma y no la excepción.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado