Ricardo Ávila
brújula

Sin mayores
contratiempos

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
Opinión
POR:
Ricardo Ávila
abril 11 de 2016
2016-04-11 11:50 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Hay cambios importantes que a veces ocurren de forma casi imperceptible. Ese parece ser el caso del levantamiento del requisito de la visa Schengen, que benefició a los viajeros colombianos desde comienzos de diciembre.

En contra de las expectativas de algunos observadores, el proceso se ha desarrollado sin muchos contratiempos. Tal como lo informó ayer Migración Colombia, desde su eliminación, cerca de 98.000 personas han viajado al Viejo Continente, 31 por ciento más que en el mismo periodo del 2015. Pero más sorprendente es que el número de viajeros que no ha sido admitido asciende apenas a 283, 0,3 por ciento del total.

Las causas del rechazo son tres. De un lado está la solvencia económica, que tiene que ver con la incapacidad de demostrar que se cuenta con los medios para sostenerse. Otro es el de reservas y papeles, pues se debe comprobar que existe el ánimo de regresar al país. Un tercero es el de la discrecionalidad, pues, como ocurre en ciertos clubes, las autoridades se reservan el derecho de abrir la puerta sin tener que dar explicaciones.

Y aunque es presumible que pueden haberse presentado injusticias, el número de casos se ve bajo, lo cual quiere decir que en más del 90 por ciento de los casos, quien quiso pisar tierra europea lo consiguió. Ello implica que se hizo el deber de contar con itinerarios, fondos y cartas de invitación según sea el caso.

Lo sucedido es una buena noticia. Las grandes ganadoras a la fecha son las aerolíneas, que se han beneficiado de la mayor demanda de tiquetes. Es de suponer que los operadores turísticos también se han favorecido de lo ocurrido. Tampoco es despreciable el impacto sobre el nivel de negocios entre ambos lados del Atlántico. La asistencia a ferias, congresos y citas empresariales es mucho más sencilla ahora. Y todo se debe gracias a acabar un antipático requisito que ojalá nunca hubiera existido.

Ricardo Ávila Pinto
ricavi@portafolio.co
@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado