Ricardo Ávila
Brújula

Ni sucre, ni petro

Esta nueva intentona de Maduro no es otra cosa que una manera de buscar titulares y hablar de fórmulas milagrosas que realmente no tienen fundamento.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
diciembre 04 de 2017
2017-12-04 08:50 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

“Venezuela tiene cómo avanzar hacia un sistema de nuevas monedas”. Contra lo que pudiera creerse, esas palabras no fueron pronunciadas por alguien en los últimos días, sino por Hugo Chávez en el 2011. Y es que tres años antes, el mandatario fallecido propuso crear el Sucre, acrónimo de Sistema Unitario de Compensación Regional de Pagos. La tan sonada unidad que hacía alusión al Mariscal de Ayacucho realmente nunca despegó, y solo se lograron hacer algunas transacciones que involucraron a Caracas y Quito.

A la luz de esa experiencia, vale la pena tomar con un grano de sal lo dicho por Nicolás Maduro el fin de semana pasado, cuando este anunció la creación del petro. Según dijo el inquilino del Palacio de Miraflores, la idea es lanzar una criptomoneda destinada a eludir el supuesto bloqueo económico al que se le atribuyen los numerosos males que afectan al país vecino, comenzando con una inflación de más del 1.000 por ciento este año.

En principio, el respaldo de la unidad de cambio que propone el actual líder del chavismo serían las reservas de minerales, que incluyen petróleo, gas, oro y diamantes. No obstante, los analistas se encargaron de recordar que ese no es el factor fundamental para que el petro sea universalmente aceptado, sino la arquitectura tecnológica que está detrás y la credibilidad del emisor. En tal sentido, el bitcoin cuenta con aceptación por no depender de ningún gobierno y usar el sistema del blockchain, que lo hace inexpugnable.

Debido a ello, bien podría afirmarse que esta nueva intentona de Maduro no es otra cosa que una manera de buscar titulares y hablar de fórmulas milagrosas que realmente no tienen fundamento. Encontrar quién acepte que le paguen con una especie de dudosa reputación no será fácil, sobre todo después de verse cómo se maneja el bolívar.

Por tal motivo, nadie en su sano juicio le apuesta al petro, así más de uno trate de ver la coincidencia entre el nombre de la moneda y el apellido de un candidato en Colombia.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado