Ricardo Ávila
Brújula

Otro cambio en el viento

Por ahora, los especialistas hablan de una relativa estabilización del valor del crudo en cercanías de los 50 dólares por barril.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
mayo 15 de 2017
2017-05-15 08:50 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Un sentimiento de alivio fue el que ocasionó en el mercado petrolero el anuncio conjunto hecho ayer por Arabia Saudita y Rusia, en el sentido de prolongar los recortes en las exportaciones de hidrocarburos, acordados por un semestre a finales del 2016.
Para los conocedores, ello implicaría que las naciones que integran la Opep se sumarán a los ahorros voluntarios que han retirado cerca de 1,8 millones de barriles diarios del mercado desde entonces.

Debido a esa expectativa, las cotizaciones se fueron otra vez hacia arriba. En el caso de la variedad Brent, el barril se ubicó por encima de 52 dólares. La posibilidad de una oferta más reducida se combinó con el sorpresivo descenso en los inventarios petroleros, conocido a finales de la semana pasada.

No obstante, es temprano para decir que hay un giro en el viento. Los analistas más cautos señalan que la gran incógnita es la producción en Estados Unidos, como consecuencia del repunte en los yacimientos que utilizan el polémico fracking. Los cálculos hablan de un alza cercana al millón de barriles este año, que borra, en parte, lo hecho por la alianza entre el cartel y Moscú.

Por ahora, los especialistas hablan de una relativa estabilización del valor del crudo en cercanías de los 50 dólares por barril. La previsión de que este se acerque a los 60 dólares se ve poco factible, aunque lo positivo es que se pudo revertir parcialmente la descolgada de unas semanas atrás.

Así sea efímero, lo sucedido se sintió en Colombia. La expresión más clara fue la caída del dólar, que volvió a ubicarse por debajo de los 2.900 pesos, ante la percepción de que las exportaciones petroleras se mantendrán en niveles aceptables. No obstante, es mejor no hacer cuentas alegres, porque las incertidumbres siguen presentes.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado