Ricardo Ávila
brújula

Otro tema en el radar

No salieron bien las cifras con respecto al comportamiento del mercado laboral en junio.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
julio 29 de 2018
2018-07-29 05:26 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

No salieron bien las cifras con respecto al comportamiento del mercado laboral en junio. Así el Gobierno saliente trate de ponerle buena cara al mal tiempo, la verdad es que hacía rato no se veía un deterioro similar al observado en esta ocasión que, así no sea dramático, es un campanazo de alerta.

Según lo reportó el Dane el viernes, el desempleo a nivel nacional se ubicó en 9,1 por ciento mientras que en las 13 áreas metropolitanas y ciudades más grandes llegó al 11,1 por ciento. Los resultados no solo estuvieron en contra de las apuestas de los analistas que hablaron de reducciones, sino que mostraron retrocesos importantes en varios frentes, a pesar de que una proporción inferior de ciudadanos salió activamente a buscar trabajo.

Para comenzar, el número de ocupados cayó en 158.000 personas, lo que equivale al 0,7 por ciento. Al mismo tiempo, la cantidad de desocupados subió 3,9 por ciento, hasta 2,26 millones de individuos. Es verdad que el subempleo mostró caídas importantes, pero lo que viene en aumento son los empleos no asalariados, lo cual es una mala noticia para un país que está obligado a combatir la informalidad en el plano laboral.

Cuando se buscan explicaciones, salta a la vista que el mal comportamiento del sector edificador sigue influyendo sobre la creación de nuevas plazas. Por su parte, la agricultura, que el año pasado fue muy importante a la hora de enganchar gente fuera de las capitales, ya no las tiene todas consigo.

Tal vez el único consuelo es que, para los economistas, es alta la probabilidad de que no haya grandes retrocesos adicionales. El motivo es que la actividad productiva muestra señales de reactivación que, aunque tímidas, sirven para que existan más oportunidades de encontrar trabajo.

Los datos positivos que muestran la industria y el comercio hacen pensar que habrá un mañana mejor, si bien existe un rezago de meses entre las mayores ventas y la apertura de nuevas plazas. En cualquier caso, el gobierno que llega debería monitorear la situación de cerca, para que no se lleve una mala sorpresa.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado