Ricardo Ávila
Brújula

Que 100 años no es nada...

No pasó desapercibido para los mercados lo hecho por Argentina en días pasados, cuando emitió un bono a 100 años de plazo que despertó interés.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
Opinión
POR:
Ricardo Ávila
junio 21 de 2017
2017-06-21 09:05 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

No pasó desapercibido para los mercados lo hecho por Argentina en días pasados, cuando la tercera economía de América Latina emitió un bono a 100 años de plazo que despertó interés en los inversionistas. Después de recibir ofertas por valor mayor, la nación austral colocó 2.750 millones de dólares en títulos que serán redimidos en el 2117, cuando nadie de los actores originales de la operación viva para contarlo.

Para los críticos de lo sucedido, es dudoso el beneficio de conseguir esa cantidad de dinero, pagando una tasa de interés del 7,9 por ciento anual, que no es barata. Sin embargo, el gobierno de Mauricio Macri envió el mensaje de que ha normalizado sus relaciones y que otra vez las puertas están abiertas al crédito internacional, gracias a que hay confianza en el largo plazo.

Y aunque la transformación frente a las políticas de la inquilina previa de la Casa Rosada en Buenos Aires, Cristina Fernández de Kirchner, es enorme, vale la pena examinar algunos de los riesgos asumidos. Para comenzar, está el fuerte incremento en las acreencias foráneas, que en el último año subieron 33.000 millones de dólares, sin contar los 12.000 millones adicionales que van por cuenta de las provincias.

El destino de esos recursos ha sido el de ayudarle a Macri a cumplir con su programa, sin que este reduzca el déficit en las cuentas públicas, el cual supera el equivalente del 6 por ciento del Producto Interno Bruto. La impopularidad del ajuste realizado hasta ahora hace difícil apretarse más el cinturón, en medio de una inflación que es la segunda más alta de la región.

Si bien el retorno del crecimiento económico puede ayudar a cerrar la brecha, el éxito no está garantizado de manera inmediata. Ni hablar de lo que pueden traer los próximos 100 años.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado