Ricardo Ávila
Brújula 

A quien madruga...

Según el Ministro Cárdenas, el disparo en las cotizaciones de bienes de primera necesidad, como la papa o la cebolla, es cosa del pasado

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
Opinión
POR:
Ricardo Ávila
agosto 08 de 2016
2016-08-08 07:47 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Este lunes los periodistas que le siguen los pasos al Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, se vieron obligados a adelantar el despertador. El motivo fue la decisión del funcionario de hacerse presente muy temprano en las instalaciones de Corabastos, la central mayorista de alimentos ubicada en Bogotá.

El propósito de la visita era el de pasarles revista a los precios de los alimentos, que son los principales causantes de que la inflación esté en su punto máximo desde los albores del siglo. Como se recordará, el Dane informó que, en los 12 meses terminados en julio el aumento en el Índice de Precios al Consumidor llegó a 8,97 por ciento, mientras que el salto del subgrupo de comida ascendió a 15,71 por ciento.

A sabiendas de que los temas relacionados con el bolsillo influyen en la popularidad de la administración Santos, el mensaje ministerial se concentró en señalar que la presión empieza a disminuir. En varias conversaciones sostenidas con los comerciantes presentes en la central de abastos, Cárdenas enfatizó en que el disparo en las cotizaciones de bienes de primera necesidad, como la papa o la cebolla, es cosa del pasado.

La explicación puntual es que los efectos perversos del paro camionero ya cesaron. Más fundamental todavía es que la oferta de ciertos bienes clave se ha normalizado por cuenta del regreso de las lluvias y el buen rendimiento de las cosechas de cultivos de ciclo corto.

Ante los descensos observados, la esperanza de las autoridades es que el ritmo inflacionario empiece a disminuir a partir de agosto. La caída sería más pronunciada aún, debido a un efecto de comparación, pues los reajustes fuertes empezaron a verse hace un año. No obstante, falta que esas expectativas se concreten a ver si, como reza el refrán, a quien madruga, Dios le ayuda.

ricavi@portafolio.co
@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado