Ricardo Ávila
brújula

Ecos del crecimiento

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
Opinión
POR:
Ricardo Ávila
julio 10 de 2016
2016-07-10 08:55 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Hacía falta una buena noticia para la economía mundial y el viernes por fin llegó. La responsable fue la oficina del trabajo de Estados Unidos entregó un alentador reporte que no pasó desapercibido para nadie. De acuerdo con el informe, la economía norteamericana sumó 287.000 puestos en junio, superando con creces las expectativas de los analistas.

Por irónico que parezca, la desocupación también subió y se ubicó en 4,9%, dos décimas más que en el mes anterior. La razón es que la oferta de mano de obra aumentó ante la percepción de que la época es buena para conseguir un puesto. Como consecuencia de lo sucedido, las acciones en Wall Street reaccionaron al alza. Los índices bursátiles se encuentran cerca de romper sus máximos históricos ante la expectativa de que el consumo interno –que es el principal motor de la máquina estadounidense– se comporte bien en el segundo semestre y que eso le ayude a los balances empresariales.

Pero más importante que la reacción inmediata, son los efectos de otro tipo. El primero es que la información calma un poco las aguas que estaban agitadas por cuenta de la determinación del pueblo británico de abandonar la Unión Europea. Si bien las perspectivas para el Viejo Continente no han cambiado mucho, para el mundo es importante saber que puede haber un foco de crecimiento de este lado del Atlántico.

Falta ver, por supuesto, que las expectativas se concreten, aunque no hay que menospreciar esta luz de esperanza que le sirve incluso a Colombia, pues EE. UU. es su principal socio comercial.

Tampoco hay que despreciar las implicaciones electorales de lo ocurrido. Justo cuando la carrera por la Casa Blanca entra en su recta final, es clave que la administración demócrata pueda demostrar que su gestión ha sido buena en materia de empleo. Hillary Clinton es la más beneficiada y puede responderle a Donald Trump, cuya retórica en contra de la globalización no ha hecho más que subir de tono.

Por último, los precios del petróleo –que representa la mitad de las exportaciones colombianas– detuvieron su descolgada ante la impresión de que la demanda de gasolina tendrá un repunte. Ese no es un cálculo descabellado, pues ahora que el verano está en su apogeo, los automovilistas del coloso del norte tendrán más motivos para usar el carro gracias a que poseen más dinero en el bolsillo.

ricavi@portafolio.co
@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado