Ricardo Ávila
brújula

La hora de la pausa

Los analistas debaten si ese será el fin o no de la temporada de rebajas de tasas que beneficia a quienes han tomado préstamos con tasas variables.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
octubre 01 de 2017
2017-10-01 06:34 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Aunque los comunicados que expide la junta directiva del Banco de la República, tras cada una de sus reuniones mensuales, no se caracterizan por abundar en palabras, el del viernes fue particularmente escueto. En menos de una cuartilla, la entidad hizo una breve descripción de cómo ve la marcha de la economía, para terminar informando que había decidido dejar inalterada la tasa de interés que les cobra a las instituciones de crédito por darles liquidez temporal.

Así, el Emisor hizo una pausa en los recortes que llevaron el costo de dichos fondos del 7,5 al 5,25 por ciento anual, vigente en la actualidad. Ahora, los analistas debaten si ese será el fin o no de la temporada de rebajas que beneficia a quienes han tomado préstamos con tasas variables, o que buscan uno nuevo.

La razón de la polémica es que en su pronunciamiento, la junta del Banco señaló que una política monetaria expansiva podría darse dependiendo de las proyecciones de inflación, la brecha del producto y el déficit en cuenta corriente. Más allá del tono críptico propio de un libro de texto, lo que eso quiere decir, en buen romance, es que los siguientes pasos dependerán de varios criterios, pues aparte de los precios se examinarán la marcha de la economía y el desequilibrio en las cuentas externas.

Puesto de otra manera, si en diciembre la canasta familiar muestra un aumento superior al 4 por ciento anual –el rango superior de la meta de largo plazo fijada por el Emisor– todavía podría venir una disminución, especialmente si la actividad productiva sigue avanzando por el carril lento. Todo dependerá de cómo evolucionen las cosas, pero la señal importante es que la puerta de los alivios adicionales no está cerrada del todo.

Falta ver, además, si los intereses más bajos ayudan a que se reactive la demanda, de la mano del ánimo de los consumidores. El cambio de la fórmula para calcular la tasa de usura muestra una caída cercana a los dos puntos porcentuales en ese techo, a pesar de que todavía supera el 31 por ciento anual.

Que hay espacio para otro recorte es lo que creen un par de integrantes de la junta, quienes, por ahora, están en minoría. Para sumar votos, tendrán que esperar un par de meses.

ricavi@portafolio.co
@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado