Ricardo Ávila
brújula 

Si por allá llueve...

Para los observadores, se trata de una respuesta que intenta evitar un coletazo político, pues las elecciones se acercan.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
Opinión
POR:
Ricardo Ávila
agosto 15 de 2016
2016-08-15 05:56 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

La polémica concierne a los alemanes, por lo cual se podría pensar que no merece prestarle ninguna atención en Colombia. Todo comenzó cuando el Bundesbank –el banco central germano– planteó que la edad de jubilación debería subirse de manera progresiva hasta los 69 años de edad en el 2060, con el fin de evitar una crisis financiera en el sistema de pensiones.

Pensar tan a largo plazo suena raro, pero la verdad es que en esta materia es obligatorio anticiparse mucho, con el fin de que las condiciones sean conocidas por quienes ingresan a la fuerza laboral. De hecho, hay ya aprobado un ajuste que consiste en pasar de los 65 años actuales a 67 en el 2030, pero el mensaje de fondo es que este no será suficiente para que las cuentas den.

Como si lo anterior fuera poco, la recomendación es que los aportes sobre el salario pasen del 18,7 por ciento de ahora –cuyo costo se reparte por mitades entre empleadores y empleados– al 24 por ciento en la segunda mitad del siglo, pues tampoco va a alcanzar con el 22 por ciento que empezará a ser obligatorio en década y media.

La motivación detrás de la idea es que el esquema pensional sea autofinanciable. Por cuenta del aumento en la esperanza de vida, es obligatorio que la gente trabaje más tiempo y saque más dinero de su bolsillo para que reciba una mesada que equivalga al 43 por ciento de sus ingresos medios cuando se retire.

Al respecto, el gobierno en Berlín reaccionó negativamente y sostuvo que los parámetros que están definidos son suficientes. Para los observadores, se trata de una respuesta que intenta evitar un coletazo político, pues las elecciones se acercan y el futuro de Angela Merkel como jefe del Ejecutivo está en duda.

Sea como sea, el mensaje es que hay dudas sobre la viabilidad financiera de un sistema que se ha venido ajustando. El contraste con Colombia, en donde la edad de jubilación y los aportes son más bajos, mientras que la pensión en el régimen público es el 70 por ciento del promedio de los últimos 10 años trabajados, no podría ser más evidente.

Es cierto que en Alemania las personas viven un tiempo mayor, pero los cálculos muestran que la brecha que hoy nos distancia se irá estrechando. Por eso, aquí también habrá que hacer reformas profundas a las pensiones, ojalá más temprano que tarde.

ricavi@portafolio.co
@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado