Ricardo Ávila
brújula

Tránsito de peaje

Quienes conducen por las carreteras saben que entre las previsiones que se imponen antes de cada viaje está la de contar con el dinero del peaje.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
Opinión
POR:
Ricardo Ávila
agosto 22 de 2016
2016-08-22 08:17 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Quienes conducen por las carreteras colombianas saben que entre las previsiones que se imponen antes de cada viaje -además de la revisión del vehículo y el equipo que exigen las autoridades- está la de contar con el dinero del peaje. Y es que en pocas excepciones, el paso por cualquier vía importante obliga a cancelar una o varias sumas, dependiendo de la longitud de la ruta.

Más allá del sentimiento que los cobros generan en los conductores, el volumen de recursos involucrados es importante. La Agencia Nacional de Infraestructura reveló que en 2015 se recaudaron 2,34 billones de pesos en los 87 puntos que la entidad tiene bajo su jurisdicción, y que normalmente apoyan la labor de los concesionarios en labores de construcción y mantenimiento.

Los datos individuales dan una idea de cómo se mueve el país. Llama la atención que el sitio de mayores recaudos está en La Caro, que es paso obligado para quien va de Bogotá a Chía. Aparte de la costumbre de los capitalinos de salir al norte, todo indica que el número creciente de personas que habitan en municipios de la Sabana explica el monto.

No menos interesante es registrar incrementos importantes como el visto en Puerto Salgar - San Roque, un tramo del sector dos de la Ruta del Sol. Allí lo ingresado subió 17 por ciento el año pasado, presumiblemente por el atractivo que representa una doble calzada cada vez más extensa que beneficia a quienes van del interior a la Costa Atlántica.

Y ese caso no es el único. La malla vial del Valle se comportó bien al igual que la que pasa por Tunja y Sogamoso. Tal parece que entre mejor sea la calidad del trayecto, es mayor el atractivo para que quienes manejan tomen el timón. Si eso es así, es previsible que con las concesiones de cuarta generación el tráfico subirá más rápido que la economía, y, con este, lo que se recibe por peajes.

ricavi@portafolio.co
@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado