Ricardo Ávila
brújula

Un acertijo en chino

Es indudable que Colombia se encuentra en el llamado patio trasero de Estados Unidos, y debido a ello lo que sucede en dicho país es usualmente noticia de primera plana.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
octubre 25 de 2017
2017-10-25 08:19 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Es indudable que Colombia se encuentra en el llamado patio trasero de Estados Unidos, y debido a ello lo que sucede en dicho país es usualmente noticia de primera plana. Pero también es indiscutible que la suerte de la economía nacional está cada vez más atada a lo que sucede en China, nuestro segundo socio comercial, cuyo desempeño influye sobre las cotizaciones de las materias primas.

En tal sentido, es necesario registrar lo sucedido durante las deliberaciones del congreso número 19 del Partido Comunista Chino, el mismo que tiene en sus manos los hilos del poder en la nación más populosa del planeta. Si algo queda claro hasta ahora es que Xi Jinping logró consolidarse de manera indiscutible como el líder más poderoso del gigante asiático, desde los tiempos de Mao Zedong.

Así lo confirman una serie de actos simbólicos que van desde la acumulación de cargos en cabeza del presidente de 64 años, hasta el hecho de que algunas de sus propuestas serán parte integral de la política partidista. El no contar con un sucesor designado, aumenta la posibilidad de que el actual mandatario dure en el cargo más de los diez años que habían sido norma en el pasado reciente.

La pregunta de fondo es si la concentración de poder es buena para el desempeño económico chino. Hasta ahora, Xi ha empeñado sus esfuerzos en luchar contra la corrupción. Sin embargo, en su discurso ante los 2.300 delegados que se reunieron en Pekín, habló de un país cada vez más próspero que para mitad del siglo sería la voz cantante en los asuntos globales.

Volver realidad esa meta implica darle más alas a los empresarios y aprovechar el potencial de la economía de mercado. La pregunta es si eso será posible con un régimen comunista que restringe las libertades individuales y centraliza las decisiones. Habrá que ver si Xi es capaz de resolver el acertijo.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado