Ricardo Ávila
brújula

Un sueño cobra vida

Aunque el escepticismo forma parte de la personalidad de los bogotanos, es difícil controvertir la afirmación de que el Metro de Bogotá nunca había estado más cerca de convertirse en realidad.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
octubre 31 de 2017
2017-10-31 08:45 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Aunque el escepticismo forma parte de la personalidad de los bogotanos, es difícil controvertir la afirmación de que el Metro de Bogotá nunca había estado más cerca de convertirse en realidad. Así quedó claro ayer después de que el Concejo distrital le dio luz verde al proyecto de acuerdo que garantiza las vigencias futuras para completar la parte que le corresponde a la capital.

Y es que tras los más de nueve billones de pesos que aportará la nación, la ciudad estaba obligada a contribuir con de siete billones largos. Ese dinero quedó identificado al asumir pagos que irán hasta el 2041 y cuya fuente principal será la sobretasa a la gasolina, pues la mitad de lo que se recaude por ese concepto financiará la obra del tren elevado.

Así las cosas, falta relativamente poco antes de que se pueda abrir la licitación de un proyecto que empezaría a ejecutarse a mediados del 2019 y que estaría listo cinco años más tarde. Teniendo en cuenta que se trata del emprendimiento de mayor envergadura en la historia de la urbe, será obligatorio que se tomen todas las precauciones para no cometer errores que se traduzcan en sobrecostos o falta de transparencia.

En consecuencia, la buena coordinación que han tenido la Casa de Nariño y el Palacio Liévano requiere continuidad. El aporte técnico de la Financiera de Desarrollo Nacional también es clave, pues implica la adopción de estándares altos en la preparación de pliegos, escogencia de proveedores y la programación de los flujos de recursos exigidos.

Faltan desafíos adicionales, pero es reconfortante registrar que una vez el documento Conpes, de hace unas semanas, comprometió a la nación, ahora la capital hizo su parte. Más que seguir en el debate estéril sobre el diseño del metro, lo que procede es mirar hacia adelante. Y asegurar, por todos los medios, posibles que este sueño se vuelva realidad.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado