Ricardo Ávila
brújula

Un tropezón anunciado

Tal como habían dicho los expertos, el informe mostró descensos apreciables, atribuibles, en parte, a la temporada de descanso.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
Opinión
POR:
Ricardo Ávila
junio 15 de 2017
2017-06-15 09:08 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Cuando hace unas semanas se conocieron los datos del Dane para el mes de marzo, con respecto al comportamiento de la producción manufacturera y las ventas del comercio, los resultados positivos llevaron a diferentes integrantes del Gobierno a decir que la reactivación era un hecho. En respuesta, los analistas independientes pidieron mesura porque la celebración de la Semana Santa en periodos diferentes del 2016 y el 2017 alteraba cualquier base de comparación, debido al menor número de días laborables entre un año y otro.

Ese llamado a la moderación quedó ratificado ayer, después de que la entidad reportó cómo le fue a la industria y a los almacenes durante abril. Tal como habían dicho los expertos, el informe mostró descensos apreciables, atribuibles, en parte, a la temporada de descanso, asociada a la festividad religiosa.

Para no enfrascarse en la discusión sobre emitir un juicio apoyado en cifras mensuales, vale la pena centrarse en la marcha de las dos actividades señaladas, en los primeros cuatro meses del calendario. El veredicto muestra que las cosas no van bien, pues lo que hay es un saldo negativo que respalda el descontento de los voceros del sector privado.

En lo que atañe al sector fabril, la caída entre enero y abril es del 1,5 por ciento. De 39 renglones individuales considerados, 29 muestran datos en rojo, comenzando por las bebidas e incluyendo a las confecciones, los repuestos y los automotores.

Por su parte, el comercio tampoco va bien. La disminución en las ventas reales es del 1,6 por ciento, y 11 de 15 líneas de mercancía están por debajo de lo facturado en el 2016. Siempre existe la posibilidad de que las cosas empiecen a mejorar, pero es indudable que hasta la fecha no hay motivos para hablar de una recuperación que aún no existe.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado