Cuentas en veremos, Retrospectiva Portafolio, 11 de marzo de 2017 | Opinión | Portafolio
Ricardo Ávila
retrospectiva

Cuentas en veremos

Las cuentas de países productores de petróleo se verían alteradas por el descenso del precio del crudo.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
marzo 10 de 2017
2017-03-10 09:21 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Cuando en diciembre pasado un grupo de 24 países exportadores de petróleo se comprometió a recortar su producción, con el fin de que el exceso de oferta, que ha sido la constante desde el 2014, desapareciera, la reacción del mercado no se hizo esperar. En cuestión de días la cotización del barril de crudo llegó a superar los 57 dólares en el caso de la variedad Brent, casi un 80 por ciento más que a comienzos del año pasado.

Si bien con el paso del calendario el entusiasmo se moderó, el precio del hidrocarburo logró mantenerse dentro de un rango aceptable. El motivo es que los reportes iniciales hablaron de que el grado de cumplimiento del pacto era alto.

Tal impresión, sin embargo, se diluyó en la semana que termina. En contra de las expectativas de los conocedores, los inventarios en Estados Unidos subieron por novena semana consecutiva. Las mayores existencias reportadas se combinaron con los informes según los cuales exportadores importantes como Arabia Saudita, Iraq y Nigeria estaban superando con creces las cuotas asignadas.

Como consecuencia, el valor del crudo se desplomó. En apenas 72 horas, el retroceso superó el 8 por ciento, con lo cual la variedad Brent se ubicó por debajo de los 49 dólares, algo que no se veía desde noviembre pasado.

Ahora, quienes pronosticaron que el petróleo se encaminaba por una senda alcista, guardan silencio. El temor por estos días es que ante la expectativa de que las rebajas sigan su marcha, los inversionistas decidan salir de las posiciones acumuladas, lo cual hundiría todavía más las cotizaciones.

Al respecto, no faltan los que hacen llamados a la calma. El problema es que hasta que las cifras no demuestren lo contrario, la impresión generalizada es que otra vez hay más petróleo en el mercado del que el mundo consume. En consecuencia, productores como Colombia observan con inquietud que las cuentas que hacían al comenzar el año pueden estar equivocadas. Y eso no es bueno.

Ricardo Ávila Pinto
ricavi@portafolio.co
@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado