Ricardo Ávila
Opinión

De la crisis a la oportunidad

La polémica por la liquidación de la sobretasa a la gasolina debería servir para que se mire el tema de las finanzas territoriales.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
febrero 19 de 2017
2017-02-19 06:25 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

No cesa la polémica en el país por cuenta de la decisión tomada a finales de diciembre por el Ministerio de Minas, referente al cambio en la base para liquidar la sobretasa del impuesto a la gasolina que nutre las arcas de municipios y departamentos. Como es sabido, la entidad no hizo otra cosa que recalcular la fórmula, actualizando los precios del petróleo que han caído de manera sustancial desde hace 30 meses.

Desde el punto de vista formal, la decisión fue la correcta. Así se quejen alcaldes y gobernadores, lo cierto es que los compradores de combustibles estaban pagando hace rato más de lo que les correspondía, lo cual se tradujo en una renta extraordinaria. Mientras la nación se vio obligada a ajustarse el cinturón después del desplome en las cotizaciones de los hidrocarburos, en el ámbito regional no pasó nada, pues la cuenta la asumieron los consumidores.

Sin embargo, la variación resulto ser muy abrupta. En comparación con los presupuestos aprobados a finales del 2016, el desfase de ingresos para los entes territoriales sería de medio billón de pesos, suma que afecta directamente los montos disponibles para hacer inversiones. Tan solo en lo que atañe a Bogotá, Enrique Peñalosa habla de 120.000 millones de pesos menos, que comprometen, entre otras, las contrapartidas de la ciudad para la construcción del metro.

Debido al impacto, la petición es que se derogue la resolución cuestionada. En respuesta, el Ministerio ha ofrecido un sistema de liquidación que amortiguaría un poco el golpe, aunque es muy posible que las quejas no cesen.

Por tal motivo, vale la pena mirar las cosas en un contexto más amplio, sobre todo si se tiene en cuenta que la sobretasa no representa más del 3 por ciento del total de ingresos de las entidades territoriales. A fin de cuentas, el asunto de fondo son las finanzas municipales y departamentales, siempre sobrepasadas por un cúmulo de necesidades para las cuales la plata no alcanza.

'Los expertos dicen que el esfuerzo fiscal de municipios y departamentos es apenas 40 por ciento de su potencial'

COMPARTIR EN TWITTER

Al respecto, diferentes estudios señalan que aquello que se conoce como el esfuerzo fiscal en el nivel descentralizado sigue siendo bajo. Parte del problema es que los mandatarios locales prefieren recibir las transferencias que les hace la nación que asumir el costo político de decisiones impopulares, como pueden ser la revisión del catastro y las tarifas del impuesto predial, en el caso de pueblos y ciudades.

Es verdad que en algunas capitales se ha hecho un trabajo juicioso en ese sentido, pero ningún burgomaestre propone todavía la implantación de peajes urbanos, para solo citar un caso. La sobretasa a la gasolina es un tributo cómodo, porque la gente culpa del precio del galón al Gobierno Central y no tiene claro cómo se reparte lo que paga cada vez que llena el tanque de su vehículo.

Así las cosas, no estaría de más aprovechar esta situación para prestarle atención al tema y trabajar de la mano con alcaldes y gobernadores en propuestas de reforma que les den mejores instrumentos si desean buscar más fuentes de ingreso. La comisión de expertos, cuyo estudio sirvió de base a la reforma tributaria aprobaba en diciembre, hizo varias recomendaciones al respecto, incluyendo elevar el porcentaje de la sobretasa, pero la administración Santos no le quiso meter el diente al asunto.

Mientras se identifican soluciones de fondo, todos tendrán que poner de su parte. Es de presumir que se podrá llegar a una base para la sobretasa definida de manera técnica, que logre amortiguar el golpe, al tiempo que unos y otros se ven obligados a redistribuir partidas.

Pero lo importante aquí es mirar hacia adelante. Los expertos reconocen que las regiones han hecho parte de la tarea, pero anotan que el esfuerzo todavía va en cerca del 40 por ciento del potencial de ingresos. Por ello, la crisis desatada debería transformarse en una oportunidad para que las finanzas territoriales se fortalezcan, más temprano que tarde.

Ricardo Ávila Pinto
ricavi@portafolio.co
@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado